0
Publicado el 25 Mayo, 2016 por Xinhua en Actualidades
 
 

Ocho años padeciendo un diagnóstico errado de VIH

Compartir
Prueba de diagnóstico.

Una prueba equivocada puede arruinar la vida de un paciente. (Foto: milenio.com).

Un agricultor de la provincia central china de Henan pide dos millones de yuanes (unos 300.000 dólares) como compensación por haberle sido diagnosticado erróneamente VIH/sida, reporta la agencia Xinhua, desde Zhengzhou la capital de la provincia de Henan en la República Popular China.

A Yang Shoufa, de 53 años, habitante del distrito Zhenping, se le diagnosticó VIH/sida durante un chequeo que se llevó a cabo por toda la provincia en 2004, durante el cual más de 280.000 personas fueron examinadas. No descubrió hasta 2012 que aquel diagnóstico estaba errado. El centro de control de enfermedades de Zhenping sigue guardando las muestras del chequeo de 2004 y la repetición de la prueba con la muestra de Yang volvió a resultar positiva.

“El aparato para hacer las pruebas no falló, por lo que alguien debió de haber mezclado la muestra de Yang con la de otra persona infectada con el VIH”, razonó el subdirector del centro, Wu Zhaofang. Yang había tomado medicación desde el diagnóstico hasta 2012 y tenía que asistir a chequeos de salud anuales, los cuales solo mostraban el nivel de las células CD4+T de su sangre.

En los infectados con el virus, este es el indicador más relevante de la progresión del VIH y el más importante para hacer un seguimiento de cómo funciona el sistema inmunitario. “Las células CD4+T de Yang estaban más altas que las de otros pacientes con sida, pero esto nunca llamó la atención, pues nadie dudó de su diagnosis”, explicó el director del instituto de prevención del VIH/sida del centro de control de enfermedades provincial, Zhu Qian.

Antes de la diagnosis errónea de Yang en 2004, el hombre había estado teniendo problemas de salud. “Yo había donado sangre una vez y sufrí una fiebres repetidas, por eso cuando me dijeron que tenía sida, me quedé convencido; pensé que era mi destino”, dijo el campesino. La autoridad sanitaria de Zhenping y el gobierno del distrito están debatiendo un plan para compensar a Yang.

“No sé cuánto debería pagarme el gobierno. La negligencia me costó la salud y la familia. Fue una desolación absoluta”, dijo Yang a Xinhua. “Ganaba 200 yuanes al día cuando me clasificaron como paciente de VIH/sida. Ahora no tengo nada”, lamentó. “Se trata de un incidente extremadamente raro pero la trágica experiencia de Yang debe hacer saltar las alarmas. Deben tomarse precauciones extremas para evitar que una tragedia como esta vuelva a suceder jamás”, dijo Zhu Qian.

Compartir

Xinhua

 
Xinhua