Asado sin picante

Argentina sueña en Qatar 2022 tras derrotar a México en un partido bravo. Se avecina una última fecha candente en el Grupo C


Veinticuatro horas antes, recordamos a Diego Armando Maradona. Era el segundo aniversario de su partida física. Lionel Messi le igualaría en número de partidos vistiendo la camiseta de la selección (21).

Argentina salía a la cancha frente a México bajo una gran presión. La derrota en el debut ante la sorpresiva Arabia Saudita podía dejarles fuera si el resultado no era de tres puntos, o al menos empate. Se trataba de una final adelantada porque del otro lado las necesidades eran similares. Apenas era el segundo choque y ya los nervios brotaban a flor de piel.

Pero son precisamente esos cambios de temperatura los que convierten al fútbol en un deporte hermoso. Y es que Argentina aterrizaba en suelo qatarí como una de las candidatas al título. Llegaba invicta en 36 partidos. No obstante, perdió en su primera salida y entonces todo cambió. Aunque como en el teatro, pasamos del llanto a la risa. Ambas historias se escribieron cuando se levantó el telón en el mismo césped del Lusail Iconic Stadium, escenario donde también se jugará la gran final del certamen.

Picante en el mediocampo

Fue un choque áspero en el centro de la cancha. Ambas escuadras se cuidaron más y jugaron menos en el primer tiempo. Los dos goles (golazos) aparecieron en el complemento. Abrió la cuenta el capitán, Lionel Messi, quien al minuto 64 se inventó un remate raso desde fuera del área, imposible para Memo Ochoa. Arrastraba marcas Julián Álvarez y Ángel Di María se apuntaba la asistencia.

Lionel Messi suma dos goles y una asistencia en el torneo. / rpp.pe

Luego apareció de nuevo la Pulga, como guiado desde el cielo por el Pelusa, y tras un saque de esquina en corto cedió la pelota a uno que pinta para titular, que entró en el minuto 57 y media hora después acabó siendo determinante. Enzo Fernández, quien atraviesa por un gran momento con el Benfica se gastó una joya de disparo, después de un elegante recorte, antes de curvear el recorrido de la esférica para depositarla en el fondo de las redes. Se borraba de paso todo el sueño azteca, nación que, por cierto, nunca ha podido derrotar a la albiceleste en citas del orbe (esta fue la cuarta vez).

Sin embargo, la victoria de los dirigidos por Lionel Scaloni no solo les deja a ellos con vida. Como por arte de magia enriquece aún más la clasificación, pues los cuatro elencos de la llave llegan al tercer encuentro con posibilidades de colarse en los octavos de final.

La victoria previa de Polonia sobre Arabia Saudita (2-0) condiciona lo antes expuesto, aunque es precisamente México (que no ha marcado goles) el menos favorecido, pues no dependen de sí mismos y se ubican en el último escaño con solo un punto. Así que el próximo miércoles los duelos Argentina-Polonia y Arabia Saudita-México dejarán todo definido.

De momento Argentina pasó esta prueba. Se repuso de un duro revés y la fiesta, aunque empezó tarde, parece que no se detiene en la barra albiceleste. Maradona también alienta. Son jornadas que no escapan del recuerdo entre los gritos de gol de la hinchada sudamericana.

También valió para que los jugadores se quitaran un gran peso de encima. Argentina empujó sin tanto fútbol porque también fueron las opciones que México les dejó, mas, de cualquier modo, es un regate a las sorpresas que no han sido pocas en Qatar 2022. Dos golazos y tres puntos son más que suficientes para servir un típico asado argentino sin picante mexicano.

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos