Bienvenidos al Mundial: Qatar se tiñe de tricolor

Tras cuatro años de espera, arrancó el Mundial de Fútbol en Qatar. En el partido inaugural, Ecuador tiñó el marcador de tricolor al vencer a los locales por dos a cero.


Reza una vieja sentencia que lo bueno siempre demora en llegar. Así tuvieron que pasar cuatro años y medio; poco más de 52 meses, 227 semanas y 1589 días para que uno de los torneos deportivos más importantes en la arena internacional, el Mundial de Fútbol, volviese a tomar protagonismo. Desde este domingo 20 noviembre y hasta el próximo 18 de diciembre, 32 selecciones buscarán un mismo sueño: ser campeonas.

El “ejército” de espadas láser les dio la bienvenida a las banderas de los 32 partidos participantes. Arrancó con el “Vamos Vamos Argentina” del Mundial 78 y la siguieron el resto de los himnos mundialistas, en un variopinto popurrí de canciones; desde el Alé Alé de Ricky Martin, himno de Francia 98, siguió con el Waka Waka de Shakira, de Sudáfrica 2010, hasta llegar al Hayya Hayya de Qatar 2022, en una ceremonia inaugural que duró poco más de media hora.

Con ritmos folclóricos Qataríes, trajes típicos y hasta camellos sobre la lona dispuesta sobre el césped del campo de juego, fuimos testigos de un espectáculo que combina tradición, tecnología y buen gusto. Pese a la declinación a participar de artistas importantes, como Shakira y Dua Lipa, otras estrellas como Morgan Freeman, en función de locutor, y el intérprete Jung Kook de la banda de K-Pop BTS animaron la escena, donde también estuvo presente el talento local en la voz de Fahad Al Kubaisi.

Nunca antes…

Ecuador se montó una fiesta.

Sin embargo, lo más trascendental de la jornada, y a lo cual se concentraron 60 mil espectadores en el Al Bayt Stadium, fue cuando el árbitro italiano Daniele Orsato, al filo de las 11 de la mañana (hora de Cuba) dio el silbatazo inicial al partido entre la selección local y actual campeona de Asia, Qatar, y Ecuador, poniendo fin al celibato futbolístico. Nunca antes el anfitrión había sido derrotado en el partido inaugural… hasta hoy, que quedó teñida la grama de tricolor.

Durante los 90 minutos del tiempo reglamentario, los sudamericanos dieron una clase de buen fútbol, basados en una defensa sólida, largas posesiones, un elevado ritmo de juego y acierto goleador a los dirigidos por el catalán Félix Sánchez, la mirada de más de 30 mil espectadores qataríes y la del jeque emir Tamim bin Hamad Al Thani, presente en el palco principal junto a Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

La nave qatarí comenzó a hacer aguas en su popa desde el minuto 3 de partido, cuando tras una jugada a balón parado, se conjugaron una mala salida del portero con la mala recepción de la defensa para que Enner Valencia pusiera la raya en el marcador. Sin embargo, segundos después, el gol quedaba anulado con la intervención del VAR tras un milimétrico fuera de juego a la ofensiva.

No obstante, todo fue cuestión de tiempo. Ecuador siguió presionando arriba, ahogando por completo a la escuadra local. Y fue nuevamente el capitán ecuatoriano quien se encargaría de desnudar a sus rivales, cuando al minuto 15 llevó a cabo una diablura que provocaría una falta (y penal) realizada por el portero Saad Al Sheeb. La pena máxima fue cobrada por el propio Enner para poner así el primer gol del Mundial, y romper una sequía goleadora anterior de cuatro partidos de su equipo.

No reaccionó

Los qataríes fueron muy inferiores.

Tras la anotación Qatar nunca logró reaccionar, y fue todo cuestión de tiempo para que se ampliara más el marcador y los fantasmas de la goleada surcaran el cielo. La velocidad mostrada por las bandas, toques rápidos y largas posesiones fueron las claves mostradas por los ecuatorianos.

Así transcurrió todo, hasta que en el minuto 30 de partido, nuevamente Valencia empujaba el Al Rihla al fondo de las redes, tras una jugada llevada a cabo entre Moisés Caicedo, un centro al área de Angelo Preciado, testarazo y gol para poner el 2 a 0 final en el marcador favorable al combinado tricolor.

Después de esto, Ecuador bajó el ritmo, aunque no faltaron en el resto de los minutos algunos fogonazos que pese a no acabar en gol, si causaron sustos en la valla defendida por Al Sheeb. A todas estas, Qatar no pudo hacer mucho por romper la compacta defensa ecuatoriana que, tras el resultado, lleva ahora siete partidos consecutivos con su portería en cero.

Aunque no todo es color de rosa para los vencedores, quienes tuvieron que ver, preocupados, como desde el minuto 40 su principal figura y goleador de la jornada tuvo que jugar cojeando, hasta su salida (¿forzada?, ¿precavida?) en el 77 de partido, dejando encendidas las alarmas entre la afición y cuerpo técnico.

Ambas selecciones volverán a las canchas el próximo viernes 25, cuando los qataríes se enfrenten a una tocada Senegal, que llega con la baja de su estrella Sadio Mané. Por otro lado, los ecuatorianos buscarán mantener su buen ritmo ante la siempre poderosa Holanda. Fuera de polémicas sobre derechos humanos y restricciones, ya la mesa está servida, y promete otros 63 partidos de manjares y delicias futboleras. ¡Disfrutemos pues!


CRÉDITOS

Fotos: FIFA.COM

Comparte en redes sociales:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te Recomendamos