0
Publicado el 19 Marzo, 2016 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Trastadas de la genética: ¿hombre o mujer?

El síndrome de Morris, puede presentarse en uno de cada 20 mil a 64 mil recién nacidos varones
Síndrome de Morris

Síndrome de Morris

A cargo de Redacción Digital

El seudohermafroditismo consiste en padecer la anomalía física o trastorno de la diferenciación sexual de tener la constitución genética de un sexo y los órganos genitales de otro. Es un tipo de amenorrea primaria y con frecuencia puede venir asociada a una disforia de género o trastorno psicológico derivado del padecimiento de una identidad sexual contradictoria o confusa.

¿Qué es el síndrome de Morris?

Todo ser humano hasta la octava semana de gestación es asexuado, es decir, no presenta ningún tipo de diferenciación sexual. Es a partir de este momento cuando se distingue claramente entre la hembra o el varón. No obstante, una alteración de tipo genético impide la androgenización del feto (conformación de rasgos masculinos), así hay mujeres que físicamente lo son pero con la genética interna propia del hombre.

Las mujeres con el Síndrome de Morris presentan testículos internos y una vagina menos desarrollada que la del resto de mujeres

Las mujeres con el Síndrome de Morris presentan testículos internos y una vagina menos desarrollada que la del resto de mujeres

Estos casos son conocidos en el argot médico como: el Síndrome de Morris, Síndrome de insensibilidad a los andrógenos (SIA) o Síndrome de feminización testicular, la persona en cuestión posee un cromosoma X y otro Y, lo que la convierte genéticamente en un hombre (XY frente a XX de una mujer), ya que al frenarse la “activación” de las hormonas masculinas (andrógenos) sus características externas son femeninas y su genética de varón.

Todo lo anterior puede definirse como un trastorno de tipo hormonal, reflejado en la insuficiencia del cuerpo para desarrollar órganos externos masculinos. Lo que en términos científicos se denomina como la incapacidad para mostrar su información fenotípica. La hormona masculina, el andrógeno está presente, pero el cuerpo no reacciona ante su presencia y en consecuencia el cuerpo exteriormente se desarrolla tal y como el de una mujer (en la mayoría de los casos con una altura superior a la media de su género) en sus caracteres sexuales secundarios. Pese a que no poseen útero (razón por la que no pueden ser madres), ni ovarios (anula la menstruación), presentan testículos internos y una vagina menos desarrollada que la del resto de mujeres.

Estas mujeres presentan falsos genitales externos femeninos pero con una vagina ciega, desarrollo de las mamas gracias a los estrógenos producidos por los testículos, ausencia de vello púbico y en las axilas debido a la falta de andrógenos y amenorrea primaria (no tienen menstruación) por la ausencia de ovarios y de útero. Los testículos, en vez de tenerlos por fuera como los hombres, los tienen dentro del abdomen, por lo que no se ven.

Las hembras con este síndrome presentan niveles de testosterona muy altos, similares a los de los hombres, pero los receptores inhiben la actuación de los andrógenos. Debido a esta inhibición, el paciente puede desarrollar una alta estatura y unas caderas estrechas como los hombres, pero a la vez, la inmunidad a la testosterona permite que desarrolle pechos y que la grasa corporal se distribuya de manera femenina.

Las féminas con este síndrome suelen ser muy altas y atractivas, incluso más que muchas mujeres que no lo poseen, pero presentan una gran desventaja: la esterilidad.

Al respecto el urólogo del hospital Doce de Octubre de Madrid, Andrés Gómez Fraile explica sobre la atleta sudafricana Caster Semenya y su identidad sexual en particular: “Las alteraciones de la diferenciación sexual, que es como se denominan en la actualidad, son poco frecuentes, en torno a uno por cada 15 mil nacimientos. Pero representan un gran problema y es muy difícil asignarles un género en el nacimiento. En medicina el sexo tiene tres vertientes: el cromosómico, el fenotípico (aspecto físico) y el hormonal. Y no siempre coinciden”.

En cuanto a Semenya “podría ser un ejemplo de síndrome de Morris, es decir, con cromosomas masculinos (xy), pero probablemente sea una mujer, educada como mujer. En el síndrome de Morris hay testículos, pero se feminizan al no haber hormona masculina. De hecho, los solemos extirpar, porque pueden desarrollar cáncer. Los escrotos vacíos se operan y se crea una vulva”.

A la atleta se le permitió continuar en las competiciones femeninas, actividad vetada a antiguas corredoras con otras variantes intersexuales como Ewa Klobukowska, vencedora en la prueba de los 100 metros en el año 1967 y cuya participación le fue prohibida en posteriores eventos oficiales a causa de según aducían “dudosa feminidad”, o el de Stella Walsh campeona en los 100 metros en las Olimpiadas de Los Ángeles 1932 y a la que tras realizarle la autopsia (fue asesinada en un atraco a mano armada en 1980, a los 69 años de edad) se demostró que poseía órganos sexuales masculinos atrofiados. En su momento como recoge la noticia del periódico El País, el 25 de Enero de 1981, se barajaba la opción de desposeerla de todos sus logros profesionales.

Síntomas

Este síndrome suele ser detectado en la pubertad debido a los siguientes factores:

  • Amenorrea primaria (falta de regla).
  • Hernias inguinales (testículos por dentro) que una vez que se han desarrollado deben de ser extirpadas para prevenir el desarrollo de tumores.
  • Ausencia de vello corporal.

Tratamiento

Las intervenciones que se pueden realizar en este síndrome son:

  • Gonadectomía (extirpación de los testículos que se encuentran dentro del abdomen)
  • Tratamiento hormonal que apoye el sexo femenino del paciente.
  • Cirugía plástica para formar la vagina en el caso de que sea muy pequeña.

Entre las mujeres conocidas que presentan este síndrome, se encuentran la presentadora española Anne Igartiburu y las actrices Jamie Lee Curtis y Nicole Kidman entre otras.

(Con información de es.paperblog.com/que-es-el-sindrome-de-morris-377959/,  es.wikipedia.org/wiki/Seudohermafroditismo, reproduccionasistida.org/sindrome-de-morris/ y  httrastornosconductuales.blogspot.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital