0
Publicado el 21 Junio, 2016 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Llega solsticio de verano con luna llena…

En el hemisferio sur, el 21 de junio de cada año inicia el solsticio de invierno y la la celebración de la fiesta del Mara T'aqa o Año Nuevo Aymara, una rememoración del calendario prehispánico sobre los pueblos originarios
El primer solsticio de verano con Luna llena en 70 años

El primer solsticio de verano con Luna llena en 70 años (lucenainformacion.com)

Londres, 21 jun.- Los habitantes del hemisferio norte pueden disfrutar desde hoy la llegada del verano con su solsticio, acompañado esta vez en sus inicios de una luna llena, fenómeno irrepetible desde 1948.

Así lo dio a conocer el Observatorio astronómico europeo, en una nota en la cual precisa que la estación durará 93 días y 15 horas y terminará el próximo 22 de septiembre, día que se dará paso al otoño, destacan.

El solsticio de verano ocurre durante los meses de junio a septiembre en el hemisferio norte, llamado también solsticio boreal.

El comienzo de cada estación viene dado por la posición de la Tierra en su órbita alrededor del Sol. En el caso del verano, explican los científicos, esta posición se da en el punto de la eclíptica en el que el astro rey alcanza su posición más boreal.

Según los especialistas, en esta época del año se podrá observar en el cielo matutino a Urano, mientras que en el vespertino serán visibles Marte, Júpiter, Saturno y, desde mediados de julio, Venus.

En el presente año, se podrán divisar además dos eclipses, el primero de ellos será anular y sucederá el 1 de septiembre, mientras que 15 días después se producirá un eclipse penumbral de Luna visible en el Pacífico, Australia, África y Europa.

El día del solsticio de verano tiene el mayor período de luz del día, o sea, es el más largo del año.

Solsticio de invierno en el Sur: Año nuevo Aymara

(la paz.bo)

(la paz.bo)

El 21 de junio de cada año inicia el solsticio de invierno del hemisferio sur . El centro arqueológico de Tiwanaku (Provincia Ingavi del departamento de La Paz, Bolivia) concentra la celebración de la fiesta del Mara T’aqa o Año Nuevo Aymara, una rememoración del calendario prehispánico sobre los pueblos originarios que en esta época iniciaban un nuevo año.

La fecha señala para los indios aymaras  el inicio de un nuevo ciclo agrícola, ritual mienario en las ruinas de la antigua civilización de Tiwanaku, en las tierras altas bolivianas.

Mara T’aqa es una celebración ancestral que se realiza en el tiempo de invierno (juyphipacha) que es el primer y más corto día del año para los aymaras. La música característica de esta época es la de Sicuris y Quena quenas. Según la cosmovisión andina, el sol (Tata Inti) se alejaba de la tierra y para que vuelva había que ofrecerle ceremonias y bailes.

Era tiempo de cosecha de los productos de la Pachamama y fin del ciclo agrícola. Se trata de prácticas culturales irradiadas a la ciudad de La Paz a través de migrantes aymaras urbanizados y mestizos que celebran la fiesta del Año Nuevo Andino con ceremonias rituales, mesas, q’uwas, bailes, entradas de danzas autóctonas, ritos y conciertos de música.

La ceremonia más importante se realiza en el espacio ritual de la Cumbre, camino a los Yungas paceños. Similares ceremonias se llevan a cabo en el templo andino Jach’a Apacheta (zona de Alto Munaypata) y en la Plaza de los Héroes.

(Con información de PL, la paz.com y lucenainformacion.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital