0
Publicado el 30 Julio, 2016 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Descubren parietal humano del Pleistoceno Medio en la Cueva del Fantasma

(Foto: Fundación Atapuerca)

(Foto: Fundación Atapuerca)

Nos ha llegado una interesante información científica del equipo de investigadores que trabaja en la sierra de Atapuerca (comunicacion@fundacionatapuerca.es) y que con gusto compartimos con los lecvtores de Bohemia digital.

Para quienes no estén al tanto de estas importantes labores científicas, añadimos el dato que la Sierra de Atapuerca es un pequeño conjunto montañoso con una elevación, de 1085 metros sobre el nivel del mar, situada al norte de Ibeas de Juarros, a unos 15 km al este de la ciudad de Burgos (Castilla y León, España), que se extiende de noroeste a sudeste, entre los sistemas montañosos de la cordillera Cantábrica y el sistema Ibérico. Se considera que este lugar  ha sido testigo del paso de la Humanidad desde hace más de un millón de años, por lo que es objeto de intensa investigación científica.

Y la Fundación Atapuerca es una entidad sin ánimo de lucro con sede precisamente en la localidad burgalesa de Ibeas de Juarros, a 3 km de los yacimientos de la sierra de Atapuerca.

Pues bien, entremos a examinar la nueva y más reciente información que nos brindan estos científicos.

Explican como antecedente inmediato que uno de los resultados más importantes de la campaña de 2016 en la sierra de Atapuerca ha sido la limpieza y puesta a punto del nuevo yacimiento en el lugar conocido como  la Cueva del Fantasma.

Estos trabajos han sido realizados por el Sr. Santos Moral mediante maquinaria pesada, tras una exhaustiva laborde prospección geofísica. Así se ha conseguido eliminar los derrubios de una antigua cantera que cubrían los sedimentos con fósiles.

Puesto que el objetivo propuesto es comenzar la excavación del relleno de esta cueva en la campaña de 2017, tal como fue recientemente anunciado a la prensa por esta  Fundación,  el equipo de investigadores científicos decidió tomar varias muestras que permitieran estimar la edad aproximada de los sedimentos de los niveles superiores.

Así, durante la tarde del día 21 de julio, el Dr. Josep Vallverdú observó la presencia de un resto óseo en dichos sedimentos.

Concretamente, las coordenadas de este hallazgo son X=457261,70, Y=46888976,59, Z=1.016,70.

Una vez recuperado el resto, el Dr. Vallverdú sospechó que dicho resto podía pertenecer a un homínido.

En el transcurso de la mañana del 22 de julio, varios especialistas  confirmaron que se trata de un gran fragmento de parietal humano del lado derecho.

A juzgar por el contexto arqueológico y paleontológico asociado, se puede atribuir este resto humano al Pleistoceno Medio.

Queda pendiente la datación del nivel por métodos geocronológicos, pero los restos de microfauna y la industria asociada sugieren que estamos en presencia de homínidos similares a los hallados en la Sima de los Huesos de la sierra de Atapuerca. Es decir, este homínido podría pertenecer a una población antecesora de los Neandertales.

Este hallazgo confirma la enorme riqueza arqueo-paleontológica de los yacimientos de la sierra de Atapuerca y supone un espaldarazo para el Programa de Investigación que se inició hace 38 años en este conjunto, Patrimonio de la Humanidad.

 

Más información sobre otros sorpendentes hallazgos en los yacimientos de la sierra de Atapuerca está disponible en nuestra Sección Le Contesta Bohemia: Escenario de muerte. Sobre el que pudiera ser el primer asesinato de la historia de la humanidad.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital