0
Publicado el 2 Julio, 2016 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Disminuye agujero en la capa de ozono de la Tierra

La buena nueva sobre la capa de ozono se nubla por las malas noticias sobre los gases de efecto invernadero que están avivando el cambio climático y que han alcanzado un nivel récord

reduce-capa-ozonoBuenas noticias sobre el medio ambiente, el gigantesco agujero en la capa de ozono de la tierra se está reduciendo, está mostrando signos de espesamiento después de años de agotamiento, dice un estudio de la ONU.

Las observaciones hechas a largo plazo sobre la capa de ozono, también revelan que el ozono de la tierra se ha estado fortaleciendo al seguir los acuerdos internacionales para proteger a esta capa vital de la atmósfera. Los satelites muestran que el reciente agujero de ozono sobre la Antártida era el más pequeño visto en la última década.

Desde el comienzo de la década de 1980, se estaba desarrollando un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida (durante la primavera austral) desde septiembre a noviembre, resultando que habia una disminución en la concentración de ozono de hasta un 70%.

El agotamiento del ozono es más extremo en la Antártida que en el Polo Norte porque las velocidades del viento altas causan un vórtice de rotación rápida del aire frío, a temperaturas extremadamente bajas. Los científicos atribuyen la recuperación a la eliminación paulatina de los productos químicos usados en refrigeradores, acondicionadores de aire y aerosoles desde la década de 1980.

La capa de ozono que se encuentra entre unos 15 y 30 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra y protege a sus habitantes  de los rayos ultravioletas nocivos del sol,  esta lentamente reconstruyéndose, según un informe publicado de las Naciones Unidas. La reducción de la capa de ozono sobre el hemisferio sur significa que las personas que viven allí están más expuestos a la radiación ultravioleta que causa cáncer.

Casi 30 años después de que se firmó el protocolo de Montreal, la capa de ozono está empezando a sanar, según un panel de 300 científicos que reporta cada cuatro años a las Naciones Unidas sobre el tema. Los acuerdos internacionales sobre la protección de la capa de ozono, particularmente el Protocolo de Montreal, han controlado el aumento de las concentraciones de CFC, y se ha observado una drástica caída desde los mid-1990s.

El agujero era más grande en el 2006 en unos 30 millones de kilómetros cuadrados. Ahora está a unos 20 millones de kilómetros cuadrados, aunque su tamaño varía de año en año debido a los cambios de la temperatura atmosférica.

La buena noticia sobre la capa de ozono viene a nublarse por las malas noticias sobre los gases de efecto invernadero que están avivando el cambio climático. La OMM dijo que los gases de efecto invernadero atmosférico habían alcanzado un nivel récord.

Antes del inicio de la Revolución Industrial, los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera eran de 280 partes por millón en volumen: Los niveles actuales son unas 370 y subiendo. La concentración de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero dominante en nuestra atmósfera hoy es mayor que en cualquier momento de los últimos 650.000 años y probablemente mayor que en los últimos años 20 millones. (Con información de nauticalnewstoday.com)


Redacción Digital

 
Redacción Digital