0
Publicado el 15 Julio, 2016 por Toni Pradas en Ciencia
 
 

Evidencia más antigua de agricultura de los insectos

Algunas especies de termitas cultivan hongos en nidos o cámaras subterráneos, para convertir el material vegetal en una fuente de comida mucho más fácilmente digerible

Insectos-agricultoresPor Toni Pradas

Ilustración: Roberto figueredo Bello

El equipo científico encabezado por Eric Roberts de la Universidad James Cook en Australia, descubrió los ejemplos más antiguos de “jardines de hongos” en nidos de termitas fósiles de hace 25 millones de años, en el este de África, lo cual es la evidencia fósil más antigua de agricultura no realizada por humanos, sino por insectos.

Algunas especies de termitas cultivan hongos en jardines, en nidos o cámaras subterráneos, para convertir el material vegetal en una fuente de comida mucho más fácilmente digerible para estas.

Los científicos previamente habían usado ADN de termitas modernas para estimar que la agricultura de hongos por parte de estas se inició hace 25-30 millones de años. Las evidencias halladas confirman esa fecha y permiten caracterizar de forma más precisa la cronología y evolución de la relación simbiótica entre termitas y hongos que, probablemente, modificó el entorno de forma notable.


Toni Pradas

 
Toni Pradas