1
Publicado el 15 Octubre, 2016 por ACN en Ciencia
 
 

Anuncia Parlamento cubano proyecto de ley de aguas terrestres

Sobre el alcance del nuevo reglamento se refiere a las aguas terrestres que se encuentran en la propia corteza o encima de ella, al margen de su composición física, química o bacteriológica en el espacio que cubre la parte emergida del territorio nacional, limitada por la línea de costa
Proyecto de ley de aguas terrestres en Cuba.

El balance de agua constituirá el instrumento de planificación mediante el cual se mida la eficiencia en el consumo estatal y privado, respecto a la disponibilidad del recurso.

Por LINO LUBEN PÉREZ/ACN

La Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba anunció hoy en La Habana, la existencia de un proyecto de Ley de Aguas Terrestres con vistas a regular su gestión integral y sostenible.

El objetivo del código es ordenar su administración, establecer medidas para su protección, así como contribuir a la reducción de desastres por el impacto de eventos hidro meteorológicos extremos, y la adaptación al cambio climático, informó el diputado José Luis Toledo Santander, presidente de ese grupo permanente de trabajo del Parlamento cubano.

Sobre el alcance del nuevo reglamento, dijo en conferencia   de prensa, que se refiere a las aguas terrestres que se encuentran en la propia corteza o encima de ella, al margen de su composición física, química o bacteriológica en el espacio que cubre  la parte emergida del territorio nacional, limitada por la línea de costa.

Añadió que para ello, su manejo es un proceso de evaluación, planificación, uso y preservación coordinada con la tierra y otros recursos, para maximizar el bienestar económico y social sin comprometer la salud o conservación de los ecosistemas.

Mencionó que por iniciativa del Consejo de Ministros, el ponente del proyecto es el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos. El documento fue circulado entre los legisladores, y en coordinación con la Comisión de Industria, Construcciones y Energía comenzó su análisis.

Así se hace en todos los casos que correspondan para comenzar los estudios sobre el particular con los diputados, en un extenso proceso de consultas hasta llegar al consenso necesario, precisó.

Señaló que, incluso, solicitaron la presencia de expertos del Centro de Estudios de Investigaciones Hidráulicas, de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, a fin de contribuir al perfeccionamiento científico-tecnológico del texto.

Recordó el hecho de que a partir de la aprobación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, aprobados en su VI Congreso de 2011, se elaboró el Diagnóstico y la Política Nacional del Agua, acordada por el Consejo de Ministros en diciembre de 2012.

Uno de sus puntos establece que el balance de agua constituirá el instrumento de planificación mediante el cual se mida la eficiencia en el consumo estatal y privado, respecto a la disponibilidad del recurso.

Otro establece que continuará desarrollándose el programa hidráulico con inversiones de largo alcance para enfrentar mucho más eficazmente los problemas de la sequía y del uso racional del líquido en el país, y elevar la proporción del área agrícola bajo riego.

Toledo Santander explicó también que por la presencia de terminologías técnicas en la Ley de Aguas Terrestres, el próximo martes, en la sede del Ministerio de Comunicaciones, habrá una video-conferencia para todos los diputados cubanos e invitados.

Con el propósito de ayudar a su mejor comprensión, el 18 de noviembre entrante comenzará por Santiago de Cuba-Guantánamo un ciclo de reuniones para analizar con los diputados el contenido del proyecto, y que terminará  en La Habana, junto a Mayabeque y el municipio especial de la Isla de la Juventud.


ACN

 
ACN