0
Publicado el 22 Noviembre, 2016 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Panamá: aumentan fallecidos por tormenta Otto

Panamá, 22 nov (PL) A seis ascienden hoy los muertos en Panamá como consecuencia de las intensas lluvias y deslaves provocados por la influencia de la tormenta tropical Otto, que se mantiene estacionaria en el suroeste del mar Caribe.

Según el servicio informativo del Ministerio de Gobierno, una de las víctimas fatales registradas en la mañana de este martes fue un menor de edad, el cual quedó atrapado en el estacionamiento de su escuela, cuando un enorme árbol cayó encima del vehículo donde se encontraba.

A raíz del lamentable accidente, el Ministerio de Educación ordenó suspender las clases hoy y mañana en todo el país, las cuales se reanudarán en la medida que mejoren las condiciones del tiempo.

Los otros dos fallecidos se reportan en el corregimiento de Arraiján, en la provincia de Panamá Oeste, quienes fueron sorprendidos por un deslave de tierra, el cual provocó dos heridos y dejó varias personas atrapadas, que ya fueron rescatadas por unidades del Sistema Nacional de Protección Civil.

En declaraciones a la prensa, el director de esta institución José Donderis dijo que hasta el momento se registran unas 50 viviendas afectadas en las provincias de Panamá y Colón.

Precisó que en las próximas horas los vientos deben intensificarse a 80 kilómetros por hora en las costas de Colón y el Caribe panameño, mientras en el resto del país solo alcanzarán la mitad, por lo que exhortó a la población a tomar las medidas necesarias para también enfrentar el fuerte oleaje y las mareas altas que se reportan en algunos puntos de esta zona.

Donderis también llamó a mantener la calma, estar alerta ante los deslizamientos de tierra, la crecida y desbordamiento de ríos y quebradas, y prepararse para las fuertes precipitaciones que deberán caer en las próximas 48 horas.

Como resultado de esta última situación, que desde el fin de semana afecta al país, el Centro de Operaciones de Emergencia decretó alerta amarilla para todo el territorio nacional, al tiempo que la Autoridad del Canal de Panamá abrió las 14 compuertas del lago Gatún para continuar con los vertidos de agua preventivos.

Con esta medida, la cual se adoptó por última vez el 26 de noviembre de 2012, se busca mantener los niveles de seguridad para las comunidades localizadas en las riberas de los ríos, los embalses de la vía acuática y el tránsito de buques.

De acuerdo con el parte del tiempo, se prevén oleajes entre 1,8 y 2,8 metros de altura en el Atlántico y 1,2 en el Pacífico panameño, por lo que se mantiene la bandera roja.

Ante el deterioro del tiempo y los estragos registrados, la Fuerza de Tarea Conjunta desplegó este martes varias brigadas para atender las labores de rescate y la entrega de ayuda humanitaria a las personas damnificadas, las cuales en muchos casos fueron trasladadas a tres albergues habilitados para la emergencia.


Prensa Latina

 
Prensa Latina