0
Publicado el 17 Febrero, 2017 por ACN en Ciencia
 
 

Cuba y Francia firman acuerdo de cooperación científica

Antonio Luis Carricarte Corona, viceministro primero de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), y Jean-Marie Bruno, embajador francés acreditado en La Habana, firmaron el acuerdo

Lino Luben Pérez

Autoridades de Cuba y Francia suscribieron hoy en esta capital un convenio de cooperación intergubernamental científico-técnica que lleva el nombre de célebres investigadores de ambos países.

Antonio Luis Carricarte Corona, viceministro primero de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), y Jean-Marie Bruno, embajador francés acreditado en La Habana, firmaron el acuerdo.

El documento sienta las bases de una colaboración oficial especializada, a fin de contribuir al flujo de financiamiento para la creación de un programa conjunto, declaró a la ACN Jean-Marie Bruno.

Dijo que esa es una de las prioridades de la asistencia técnica francesa a la Isla.

Según sus términos, el acuerdo  está diseñado para la aplicación de proyectos de investigación seleccionados de común, con el objetivo de reforzar los intercambios científicos y tecnológicos.

También para favorecer la creación de redes de investigación estructuradas y duraderas, de alto nivel y reconocidas a escala internacional por el acuerdo, denominado Hubert Curien y Carlos J. Finlay.

Hubert Curien (1924-2005) fue un físico francés y figura clave como presidente de la Organización Europea para la Investigación Nuclear, conocida por la sigla CERN, y también encabezó la Agencia Espacial Europea.

En su homenaje, el Ministerio de Asuntos Exteriores francés decidió renombrar su programa de intercambio científico bilateral, previamente llamado Programas de Acción Integrada o Alianzas Hubert Curien.

El sabio cubano Carlos Juan Finlay de Barres (1833-1915), descubrió que el mosquito Aedes aegypti hembra era el trasmisor de la fiebre amarilla y elaboró un plan antivector, como única vía de solución para erradicar esa enfermedad en el siglo XIX.

Aunque es considerado uno de los seis microbiólogos más célebres del mundo, nunca recibió el Premio Nobel que concede en varias especialidades la Real Academia Sueca de Ciencias y otras instituciones, a pesar de ser propuesto en siete ocasiones durante el período de 1905 a 1915.

Sin embargo, en 1975 la UNESCO lo incluyó entre los expertos más destacados de la historia en esa disciplina, y el 25 de


ACN

 
ACN