0
Publicado el 3 Marzo, 2017 por ANSA en Ciencia
 
 

Obtienen primer embrión artificial de celulas madre

Compartir

A la izquierda, imagen del embrión de ratón con células madre a las 96 horas. A la derecha, el embrión de ratón cultivado in vitro durante 48 horas desde la etapa de blastocisto. La parte roja es embrionaria y la azul, extraembrionaria. (Foto: Sarah Harrison et al/noticiasdelaciencia.com)

WASHINGTON, 3 MAR – Un grupo de científicos obtuvo el primer embrión artificial a partir de células estaminales extraídas de ratones de laboratorio y ensambladas para originar una estructura tridimensional similar a la de uno natural, según publicó la revista Science.

En principio y solamente de manera teórica, el avance científico puede permitir el desarrollo de un individuo fuera del útero, de manera aplicable en ámbitos específicos como el terreno de la zootecnia.

El embrión artificial fue obtenido en la británica Universidad de Cambridge por la especialista Sarah Harrison y otra veterana de la embriología, Magdalena Zernicka-Goetz, discípula del pionero de la biología del desarrollo John Gurdon.

Las investigadoras buscaron imitar lo más posible la mezcla de células que en condiciones naturales contribuye a generar un nuevo individuo.

De este modo, luego de años de tentativas, se alcanzó uno de los resultados más esperados por la biología del desarrollo y considerado la clave para responder a tantas preguntas todavía abiertas, como los mecanismos de origen de muchas enfermedades, la causa de la infertilidad masculina o por qué nueve de cada diez embriones no llegan a prosperar en el útero.

Hasta ahora los intentos para desarrollar un embrión de laboratorio fallaron porque se utilizaban sólo las células estaminales destinadas a formar el organismo, pero no aquellas del tejido que lo nutre, el trofoblasto, a partir del cual se origina la placenta.

‘Es un resultado muy importante que, por primera vez, indica que en línea teórica es posible que un embrión pueda desarrollarse fuera del útero’, dijo Carlo Alberto Redi, director del Laboratorio de Biología del desarrollo de la Universidad de Pavia en Italia.

No obstante el embrión artificial resulta similar a un embrión natural, para los investigadores resulta improbable que puede desarrollarse para dar origen a un feto sano.

Para que esto pueda ocurrir hace falta utilizar también las células estaminales que permiten la formación del saco vitelino, cuyas redes de vasos sanguíneos es indispensable para nutrir al embrión.

‘Tener a disposición un embrión artificial resulta un paso adelante para el conocimiento de las bases relativas a los primeros estadios de la vida’, dijo el genetista italiano Edoardo Boncinelli.

‘También es un paso significativo para reducir al mínimo el uso de animales de laboratorio’, agregó.

Se tratará de un ‘mapa’ al estilo de Google Earth de las células destinadas a formar un nuevo individuo, esta es una de las grandes ventajas de tener a disposición un embrión artificial en 3D.

Observar las células en la estructura tridimensional que imita perfectamente a la mórula, esto es el aglomerado de células cuya forma recuerda a una mora y se da por segmentación de una original, ‘permite no solo observar el desarrollo, sino también comprender el comportamiento según la posición que ocupan’, dijo Redi.

En efecto existen muchísimas informaciones que una célula adquiere del ambiente en el cual se halla inmersa y la particular posición que ocupa y ahora será posible conocerlas.

Según Redi sería apenas una de las posibles consecuencias, ahora resultará factible, por ejemplo, entender los mecanismos que permiten al embrión superar las primerísimas fases cruciales del desarrollo y echar raíces en el útero. (ANSA).

Compartir

ANSA

 
ANSA