0
Publicado el 14 Mayo, 2017 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

La efectividad del olfato humano, según estudios

Afirma el neurocientífico John McGann que los seres humanos pueden discriminar en torno a un billón de olores diferentes, esto es mucho más que lo que han afirmado libros de psicología mal fundamentados y la sabiduría popular, que han insistido en que solo podemos detectar unos 10 mil

El hecho de que los humanos tengan una cifra menor de receptores no significa automáticamente que tengan un peor sentido del olfato: el problema es que ese sentido es mucho más importante de lo que pensamos, afirma John McGann. (Foto: talcualdigital.com).

El olfato humano es tan bueno como el de cualquier otro mamífero, pues el hombre puede discriminar un billón de olores diferentes, según un nuevo estudio que divulga hoy la Universidad estadounidense de Rutgers.

La creencia popular siempre ha sido que el sentido del olfato humano es peor que el de los animales y que de ninguna manera podemos competir con perros y roedores, algunos de los mejores olfateadores del reino animal.

Sin embargo, el artículo de revisión publicado por el neurocientífico John McGann, del departamento de Psicología de la Universidad de Rutgers-New Brunswick, indica que esa idea se basa más en un viejo mito que en una hipótesis basada en hechos.

Durante los últimos 14 años, McGann ha estudiado el sistema olfativo y revisado las investigaciones existentes sobre el tema.

Para ello, ha examinado los datos y escritos históricos que llevaron a establecer la antigua concepción errónea de que este sentido es inferior en los humanos, debido al tamaño del bulbo olfatorio.

Los seres humanos pueden discriminar en torno a un billón de olores diferentes, esto es mucho más que lo que han afirmado libros de psicología mal fundamentados y la sabiduría popular, que han insistido durante mucho tiempo en que solo podemos detectar unos 10 mil, señaló el experto.

El neurocientífico opinó que el hecho de que los humanos tengan una cifra menor de receptores no significa automáticamente que tengan un peor sentido del olfato: el problema es que ese sentido es mucho más importante de lo que pensamos, influye en gran medida en nuestro comportamiento, suscita recuerdos y emociones, y forma percepciones, subrayó. (PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina