0
Publicado el 12 Mayo, 2017 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

¿Nuestro sol sin manchas?

¿Qué consecuencias podría tener este fenómeno? Para nuestro día a día, no muchas: tendremos menos auroras y habrá menos posibilidades de que ocurran apagones radioeléctricos o tormentas magnéticas
Sol impoluto, sin manchas, según reportes y fotos de la NASA.(Foto: Microsiervos)

Sol impoluto, sin manchas, según reportes y fotos de la NASA.(Foto: Microsiervos)

Diversos medios de prensa, entre ellos The Washington Post están reportando un fenómeno registrado los días 10 y el 11 de este mes en la superficie de la Soldesaparecieron todas sus manchas, lo que causó sopresa entre los aficionados a la observación astronómica. Las imágenes del telescopio del Observatorio de Dinámica Solar de la NASA captadas este 12 de mayo tampoco muestran que se estén produciendo manchas en la estrella.

Tales  manchas son las que indican la actividad del astro y su ausencia en los últimos meses está resultando inusual, algo raro: este año hubo 31 días sin oscurecimiento alguno en el Sol, frente a los 32 que se contabilizaron en todo 2016, de acuerdo con las informaciones que aportan los cientíticos.

Las manchas solares son perturbaciones en la atmósfera del Sol. Aparecen más oscuras porque son más frías que las áreas circundantes y están vinculadas a menudo con las llamaradas solares y las eyecciones de la masa coronal. Estos fenómenos causan emisiones de rayos X y de partículas de alta energía que pueden alcanzan la Tierra y provocar tormentas magnéticas.

Esas emisiones pueden causar también auroras y apagones de radio al interactuar con la atmósfera de la Tierra y calentar sus capas superiores.

La actividad del Sol varía en ciclos de aproximadamente 11-12años desde un mínimo de actividad solar hasta que alcanzan un máximo y vuelve al mínimo. Actualmente estamos experimentando un ciclo de mínimos, y este aumento inusual de días sin manchas solares podría ser señal de ello.

¿Qué consecuencias podría tener esto para nosotros en la Tierra? Para nuestro día a día, no muchas: tendremos menos auroras y habrá menos posibilidades de que ocurran apagones radioeléctricos o tormentas magnéticas. (Con información de agencias y RT)


Redacción Digital

 
Redacción Digital