0
Publicado el 11 Mayo, 2017 por Xinhua en Ciencia
 
 

¿Una cabaña en la Luna? China pule el estilo de vida lunar

Ocho voluntarios chinos vivirán en el transcurso del próximo año en Yuegong-1, una 'cabaña' espacial simulada
"Luna rosada".

(RT)

BEIJING, 10 may (Xinhua) – Aunque aún no se sabe con precisión cuánto tiempo pasarán en la superficie de la Luna los primeros exploradores chinos, China ya está planeando estancias prolongadas.

Ocho voluntarios chinos vivirán en el transcurso del próximo año en Yuegong-1, una ‘cabaña’ espacial simulada ubicada en Beijing, para fortalecer los conocimientos técnicos de China y ayudar a los científicos del país a comprender con precisión qué se requerirá para que los seres humanos permanezcan en la Luna en el mediano y largo plazos.

Los voluntarios, todos civiles y pertenecientes a estudiantes de posgrado de élite de la Universidad Beihang, fueron divididos en dos grupos.

Los primeros cuatro entraron hoy al Yuegong-1. Los dos hombres y dos mujeres permanecerán en la cabina durante 60 días. Después serán reemplazados por el segundo grupo, también dos hombres y dos mujeres, que permanecerán ahí durante 200 días.

Luego de esto, el primer grupo regresará para los 105 días restantes para completar 365 días.

El experimento, llamado Yuegong-365, es el segundo intento de Beihang para estudiar la manera en que el Sistema de Soporte Vital Bioregenerativo (SSVB) funciona en un ambiente similar al de la Luna.

En el 2014 se realizó una prueba exitosa de 105 días.

El SSVB es un sistema en el que los animales, las plantas y los microorganismos pueden coexistir. El agua y los alimentos pueden reciclarse en el sistema, lo que genera un ambiente similar al terrestre.

‘El SSVB es totalmente crucial para las sondas a la Luna y a Marte’, dijo Liu Zhiheng de la Academia de Ciencias de China. ‘La prueba más reciente es vital para el futuro de las misiones de China a la Luna y a Marte que deben ser confiables para garantizar la seguridad y la salud de nuestros astronautas’.

Liu Hong, principal diseñador del Yuegong-1, dijo que el objetivo del nuevo programa es probar la estabilidad del SSVB cuando astronautas con diferentes ritmos metabólicos toman turnos para vivir en la cabina y cuando enfrentan situaciones repentinas como los apagones.

Yuegong-1 está integrado por un importante espacio para vivir y dos cabinas para plantas o ‘invernaderos’. La cabina principal tiene una superficie de 42 metros, el tamaño de un departamento muy pequeño, y cada una de las cabinas de plantas mide 3,5 metros de altura y tiene entre 50 y 60 centímetros de superficie.

La cabina principal tiene cuatro cubículos con camas, una sala común, un baño, una sala de tratamiento de desechos y una sala para crianza de animales. El sistema permite a cuatro astronautas realizar investigaciones y cubrir al mismo tiempo sus necesidades básicas.


Xinhua

 
Xinhua