1
Publicado el 21 Agosto, 2017 por ACN en Ciencia
 
 

Con ciencia bien orientada

Una rica historia y novedades tecnológicas para construir y garantizar otros servicios, avalan al Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales de la Universidad Central Marta Abreu, de Las Villas
Yeni Cabrera Paz, estudiante de quinto año de Ingeniería Civil, participa de una de las pruebas que se realizan en los laboratorios del Centro de Investigación y Desarrollo de Estructura y Materiales.

Yeni Cabrera Paz, estudiante de quinto año de Ingeniería Civil, participa de una de las pruebas que se realizan en los laboratorios del Centro de Investigación y Desarrollo de Estructura y Materiales.

Por LUZ MARÍA MARTÍNEZ ZELADA

Fotos: ARELYS MARÍA ECHEVARRÍA

Especial de la ACN para BOHEMIA

Con un origen que se remonta a la década de los años 90 del pasado siglo y un registro oficial, como entidad científica, del 9 de diciembre de 2005, el Centro de Investigación y Desarrollo de Estructuras y Materiales (Cidem) de la Universidad Central Marta Abreu, de Las Villas (UCLV). cuenta con importantes reconocimientos nacionales e internacionales a partir de valiosos estudios realizados por docentes y alumnos.

Entre los galardones más importantes figura el Premio Mundial del Hábitat 2007, que extiende la Fundación para la Vivienda Social de conjunto con la sección Hábitat de las Naciones Unidas.

La institución resultó finalista al Premio Mundial Globo de Energía, otorgado por la Fundación Energy Globe 2008, con el trabajo Ecomateriales para la vivienda social, e idéntico lugar alcanzó en 2011, a partir del estudio: Economía local del bambú.

A esos lauros se suman la investigación conjunta Ecomateriales en los proyectos de vivienda social, que se alzó con el Premio Nacional de Innovación de 2008 y otros nueve estímulos del país.

La lista de reconocimientos se completa con el Pergamino de Honor, otorgado por la división Hábitat de ONU, en 2011, por la contribución del centro al campo de la vivienda en Cuba y en otras naciones en desarrollo, la distinción más prestigiosa que se entrega en el área de los asentamientos humanos en el mundo.

El Cidem

Una reducida plantilla de estudiosos, en la que se encuentra alrededor de una veintena de doctores en ciencias, además de másteres y profesores, apoyados por educandos de la Facultad de Construcciones, a la cual está adscrito el Cidem, lleva adelante dos líneas de investigación: Modelación y Materiales de Construcción, explicó Yosvani Díaz Cárdenas, subdirector.

Una reducida plantilla de estudiosos, apoyados por alumnos de la Facultad de Construcciones, desarrollan el quehacer científico.

Una reducida plantilla de estudiosos, apoyados por alumnos de la Facultad de Construcciones, desarrollan el quehacer científico.

El joven doctor en Ciencias Técnicas aseguró que se labora en proyectos para la producción de cemento de bajo carbono, áridos reciclados y plastificantes, modelación estructural matemática de suelos vinculados a la Geotecnia, obras hidráulicas, de estructuras de puentes y para la defensa.

La entidad posee laboratorios bien equipados para análisis de suelos, cemento, áridos y hormigón, además de una cámara climática dedicada a ensayos especiales, a lo que se suma otro sitio dotado de los medios necesarios en Cayo Santa María, en el propio territorio villaclareño.

Crecer solo lo imprescindible en infraestructura y personal, resulta política de la entidad científica; así como también mantener una amplia colaboración con instituciones y universidades cubanas y foráneas, lo cual permite la ejecución de complejas tareas como el desarrollo de un modelo para la elaboración de materiales destinados a la vivienda en 48 municipios del archipiélago cubano.

Constituye la unidad cantera para la formación de científicos de alto nivel de preparación, comprometidos con los principios de la Revolución Cubana, a través de sistemas de investigación-producción con aplicaciones de alto impacto para la economía nacional, según aseguró Fernando Martirena, director del Cidem.

Un nuevo material de construcción

El cemento de bajo carbono es una novedosa formulación desarrollada por la institución y el Instituto Federal de Tecnología de Lausana, Suiza, con la cual se sustituye parte del clínker, uno de los componentes más costosos en la elaboración del referido polvo, por una combinación de arcilla calcinada y carbonato de calcio en forma de piedra caliza.

La estudiante María Cecilia Varela clasifica muestras de hormigón como parte de la inserción de los educandos en las investigaciones, con lo cual apoyan la labor del centro y reciben una elevada preparación profesional.

La estudiante María Cecilia Varela clasifica muestras de hormigón como parte de la inserción de los educandos en las investigaciones, con lo cual apoyan la labor del centro y reciben una elevada preparación profesional.

El nuevo producto reduce entre un 20 y un 30 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono, dañinas a la atmósfera, en comparación con la realización de otros similares y alcanza propiedades similares o incluso superiores al Portland.

Amplía Martirena que el cemento conseguido permite casi duplicar la cantidad de ese material elaborado por los métodos tradicionales y su mezcla puede efectuarse fácilmente en líneas montadas en la Isla y otras regiones del orbe con pequeñas inversiones de capital.

En 2013 se realizaron pruebas de producción en la fábrica Siguaney, de Sancti Spíritus, y se obtuvo un producto de muy buena calidad, el que se sometió a estudios de laboratorio y fue utilizado en lugares de un ambiente muy agresivo como la cayería nordeste de Villa Clara, lo cual demostró análoga resistencia a sus similares tradicionales.

El científico subrayó que el LC3, como también se le llama, es aproximadamente un 20 por ciento más barato que cualquiera de los otros que se fabrican hoy día en la mayor de las Antillas, mientras a corto plazo, la industria nacional podría elaborar unas 250 000 toneladas anuales, el 15 por ciento de la producción actual.

Díaz Cárdenas significó, por su parte, que el Cidem certificó la producción industrial del cemento de bajo carbono para una amplia gama de usos industriales y en el caso local, con el objetivo de su empleo en la fabricación de elementos de pequeño formato como bloques y losas de piso.

En el segundo semestre del actual calendario, se prevé la producción de unas mil toneladas de LC3, una parte de estas se enviarán a tiendas de venta de materiales de construcción, pertenecientes al Ministerio de Comercio Interior y a la producción de bloques y losas de piso para la población, principalmente en una decena de municipios de las provincias de Villa Clara, Sancti Spíritus y Cienfuegos, vinculados a un proyecto de investigación.

El LC3 tendrá también una aplicación industrial para la confección de vigas para puentes, principalmente en el pedraplén Caibarién-Cayo Santa María.

Desarrollo y producción industrial de un cemento de bajo carbono en Cuba, cuya autoría principal recae en el doctor en ciencias Fernando Martirena Hernández y llevado a cabo por el Cidem, resultó Premio Nacional de la Academia de Ciencias de Cuba en 2015.

Bioplastificante

Los aditivos para hormigón son componentes de naturaleza orgánica o inorgánica y se utilizan con el objetivo de modificar las propiedades físicas de los materiales para variar la consistencia o el fraguado.

El centro constituye cantera para la formación de científicos de alto nivel, por medio de sistemas de investigación-producción con aplicaciones de gran impacto para la economía del país.

El centro constituye cantera para la formación de científicos de alto nivel, por medio de sistemas de investigación-producción con aplicaciones de gran impacto para la economía del país.

El Cidem desarrolla un bioplastificante, en función de aditivo de factura nacional para el concreto, con el cual sustituir parte de las importaciones que se realizan de ese artículo.

En la realización de este elemento han participado prestigiosas entidades científicas como el Instituto Finlay y de la UCLV, el Instituto de Biotecnología de las Plantas y el Centro de Bioactivos Químicos, con este último se colabora actualmente.

El bioplastificante se probó con éxito en la producción de traviesas de hormigón de la Empresa Industrial de Instalaciones Fijas, de Villa Clara, en las cuales no se observaron grietas.

Áridos Reciclados

En otro orden de trabajo se encuentra el reciclaje de escombros de subproductos de la industria para destinarlos a áridos en la fabricación de piezas de hormigón, en el caso de elementos de paredes.

Para Yosvany Díaz, la reutilización de los desechos fabriles de productos para la construcción resulta una forma económica de disminuir la contaminación que deja la construcción de obras.

El reúso de escombros es de mucha factibilidad para la fabricación local de materiales, donde en ocasiones escasean los áridos y existen molinos de martillo que permiten el reciclaje de los desechos. El Proyecto de recuperación de áridos se desarrolla en colaboración con la Universidad Hochschule Karlsruhe, en Alemania.

Modelación

Otra de las líneas de investigación es la modelación, explicada por un intento de describir algunas partes del mundo real, en términos matemáticos.

En el Cidem se trabajan proyectos con la técnica de modelación de geotécnia, obras hidráulicas y de la defensa.

Pruebas granulométricas de áridos se efectúan en uno de los recintos dedicados a estudios de suelos, cemento, áridos y hormigón, además de una cámara climática para exámenes especiales, locales ubicados en la Facultad de Construcciones de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Pruebas granulométricas de áridos se efectúan en uno de los recintos dedicados a estudios de suelos, cemento, áridos y hormigón, además de una cámara climática para exámenes especiales, locales ubicados en la Facultad de Construcciones de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas.

Díaz Cárdenas señaló que se hicieron estudios de durabilidad de hormigones en diferentes ambientes, como por ejemplo en el Palacio de los Capitanes Generales, de La Habana, donde se definieron los lugares en los cuales existía algún nivel de deterioro y se hicieron las propuestas para evitar la continuación del menoscabo del inmueble.

Colaboración

Uno de los secretos de los éxitos del Cidem se localiza en una amplia cooperación con las diferentes facultades de la UCLV, otros centros de altos estudios y entidades cubanas; así como también con varios lugares del planeta.

El centro tiene relaciones importantes con las facultades, entre estas con la de Economía, porque tempranamente comprendieron la necesidad de conocer valores en los acápites de costos, gastos y ahorros, que representa cada proyecto. Con la de Química Aplicada mantienen el sueño realizable de edificar una minifábrica de cemento dentro de la Universidad, lo que facilitará las investigaciones acerca de tan importante material de la construcción.

El Cidem es una muestra del saludable vínculo docencia, investigación y colaboración, con frutos palpables en la búsqueda de soluciones viables a la economía cubana, así como también en la formación sólida de profesionales.

El Cidem es una muestra del saludable vínculo docencia, investigación y colaboración, con frutos palpables en la búsqueda de soluciones viables a la economía cubana, así como también en la formación sólida de profesionales.

A su vez, Díaz Cárdenas relató que disponen de un convenio con el Centro de Bioactivos Químicos, de la propia casa de altos estudios, para la realización del bioplastificante, al que se suman otros, de acuerdo con la iniciativa que se realice.

El experto destacó las relaciones con la Empresa Constructora de Obras para el Turismo que labora en la cayería nordeste del territorio central, donde cuentan con un laboratorio, además de un sitio de exposición para probar proyectos, como la durabilidad del hormigón.

La amplia colaboración internacional con el Instituto Federal de Tecnología de Lausana, Suiza, se refleja en la creación de la formulación del cemento de bajo carbono; mientras en la recuperación de áridos se desarrolla la relación con la germana Hochschule Karlsruhe; así como también con otras entidades de la propia nación europea.

Se ha trabajado con Universidades de Brasil y la Organización No Gubernamental Ecosur, red internacional que engloba a científicos, académicos, productores, donantes y otros organismos.

El Cidem es una muestra del saludable vínculo docencia, investigación y colaboración, con frutos palpables en la búsqueda de soluciones viables a la economía cubana y también en la formación sólida de profesionales.

 

Premio al conocimiento

La Universidad Central Marta Abreu de Las Villas sobresale en su intensa actividad científica, por lo cual se reproduce una pequeña muestra de los lauros recibidos en 2016, según información ofrecida por el Vicerrectorado de Investigaciones y Postgrado.

A continuación se exponen solo los Premios Nacionales de la Academia de Ciencia de Cuba y de Innovación Tecnológica, que otorgó el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en muchos de los cuales están involucrados otras instituciones nacionales y foráneas.

-“Embriogénesis somática en papaya cultivar Maradol Roja: una alternativa para la propagación y el mejoramiento genético”.

-“Técnicas y algoritmos para la transmisión eficiente de datos en redes radiocognitivas”.

-“Desarrollo de tecnologías de avanzada para la generación y empaquetamiento de partículas enfocadas al método de los Modelos numéricos para la simulación de la respuesta del suelo al tráfico y operaciones de labranza.”

-“Mecanización Agropecuaria (CMA), Universidad Agraria de La Habana (UNAH)”.

-“El término Hispanoamérica. Génesis y desarrollo en los procesos de independencia”.

-“El sorgo en la alimentación humana y animal en la República de Cuba”.

-“Gestión del conocimiento y la innovación para el desarrollo local: papel de las universidades”.

 


ACN

 
ACN