0
Publicado el 8 Octubre, 2017 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Se creía extinto, pero… existe

Tokio, 7 oct (PL) Los insectos gigantes de la Pirámide de Ball coinciden genéticamente con los insectos palo de la isla de Lord Howe, que se creían extintos desde hace un siglo, confirma hoy el Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa.

La Pirámide de Ball es un islote deshabitado que se encuentra en medio del océano Pacífico, mientras que Lord Howe es una pequeña isla, también ubicada en el Pacífico, 600 kilómetros al este del continente australiano.

El dryococelus australis, conocido como langosta de árbol, fue muy común en la isla de Lord Howe, donde era usado como cebo de pesca, pero se dio por extinguido a principios del siglo XX.

Los autores de la investigación compararon el ADN de los insectos dryococelus australis, que fueron criados en un zoológico de Melbourne, con ejemplares de los insectos encontrados en 2001 en el islote de la Pirámide de Ball, ubicado a 20 kilómetros de Lord Howe. Pese a que son diferentes por su aspecto, se confirmó que ambos se corresponden con el dryococelus australis.

A pesar de algunas diferencias morfológicas significativas, son la misma especie, afirmó Alexander Mijéyev, del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa, Japón.

Una vez confirmado que se trata de la misma especie, los científicos esperan que estos insectos puedan ser reintroducidos en la isla de Lord Howe. Sin embargo, para devolverlos a su hábitat natural, deberían eliminarse antes las ratas que, además, han provocado la desaparición de cinco especies de aves y de trece invertebrados, aseguró Mijéyev.


Prensa Latina

 
Prensa Latina