0
Publicado el 17 Febrero, 2018 por Toni Pradas en Ciencia
 
 

¿La primera obra de arte espacial de la historia?

Lanzada en secreto «Humanity Star», la primera obra de arte en el espacio. Su despliegue ha suscitado una agria polémica entre astrónomos de todo el mundo, ya que su intenso brillo dificultará las observaciones científicas
Peter Beck, junto a su creación, que ya está en el espacio. (Foto: abc.es/ciencia)

Peter Beck, junto a su creación, que ya está en el espacio. (Foto: abc.es/ciencia)

Este enero Nueva Zelanda lanzó con éxito su primer cohete, con tres satélites comerciales a bordo, pero además, acarreó y desplegó en órbita (en secreto), una esfera geodésica de algo más de un metro de diámetro, hecha de fibra de carbono y formada por 65 paneles altamente reflectantes, nombrada Humanity Star.

Fue concebida por Peter Beck, de la empresa Rocket Lab, quien asegura que podrá ser visible en todo el planeta y, durante los nueve meses que permanecerá allá arriba, convertirse en la primera obra de arte espacial de la historia, además de en el objeto más brillante del cielo nocturno. Su existencia fue revelada por los fabricantes cuando la estrella artificial estaba ya en el espacio, aunque su creador ha asegurado que las instituciones internacionales que regulan las misiones espaciales fueron informadas antes del lanzamiento, el cual fue aprobado.

Según la noticia que ofrecieron, Humanity Star irá “peinando” la totalidad de la superficie terrestre en órbitas de 90 minutos y a una velocidad que supera en 27 veces a la del sonido (es decir, a 9 261 metros por segundo, algo más de 33 000 km/h).

Al hacerse público el suceso, muchos astrónomos expresaron en Twitter su disgusto, y se pronunciaron en contra del objeto brillante, al que han llegado a calificar de “inútil y estúpido”. Por no hablar de los dolores de cabeza que su presencia podría causar a los científicos que tratan de estudiar las profundidades del espacio para avanzar en los conocimientos sobre el Universo en que vivimos. (TP)


Toni Pradas

 
Toni Pradas