0
Publicado el 6 Agosto, 2018 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Hallan exoplaneta rebelde más masivo que Júpiter

Este es el primer objeto de masa planetaria detectado con un radiotelescopio. Se ubica justo en el límite entre planeta y enana marrón o estrella fallida

Washington, 6 ago (PL) Científicos estadounidenses descubrieron un planeta 12 veces más masivo que Júpiter con un potente campo magnético, y que no orbita a ninguna estrella, publica hoy la revista The Astrophysical Journal Supplement Series.

Este es el primer objeto de masa planetaria detectado con un radiotelescopio. Se ubica justo en el límite entre planeta y enana marrón o estrella fallida, asegura Melodie Kao, primera autora del estudio.

La mayoría de los planetas extrasolares (conocidos como exoplanetas) se detectan cuando pasan por delante de sus estrellas y producen un ligero descenso de luz, o porque tiran de sus estrellas y las hacen oscilar levemente.

Sin embargo, en este caso ocurrió de manera diferente. Un potente radiotelescopio, el Very Large Array, localizó una fuente de energía electromagnética situada en un objeto de masa inusualmente pequeña.

Las últimas investigaciones revelaron que el objeto tendría solo 200 millones de años (la Tierra tiene cuatro mil 500 millones) y estaría situado a 20 años luz. Su superficie parece estar a unos 825 grados Celsius, mientras que la del Sol alcanza los cinco mil 500

De acuerdo con los especialistas, lo habitual es que las observaciones similares se lleven a cabo en enanas marrones, estrellas abortadas con mucha masa como para ser consideradas como planetas, pero sin la suficiente como para desencadenar reacciones de fusión nuclear y convertirse en estrellas.

En esta ocasión los astrónomos detectaron que lo que se consideraba como una enana marrón, cuyo campo magnético -200 veces más potente que el de Júpiter- ya se había observado, tiene en realidad una masa comparable a la de un planeta.

Las últimas investigaciones revelaron que el objeto tendría solo 200 millones de años (la Tierra tiene cuatro mil 500 millones) y estaría situado a 20 años luz. Su superficie parece estar a unos 825 grados Celsius, mientras que la del Sol alcanza los cinco mil 500.

Este hallazgo podría ayudar a comprender mejor los procesos magnéticos de estrellas y planetas, considera Kao.


Prensa Latina

 
Prensa Latina