1
Publicado el 16 Septiembre, 2018 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

África, ¿cuna de la mítica Atlántida?

La Estructura de Richat se encuentra en el occidente del continente, en el corazón de Mauritania; su círculo exterior tiene un diámetro de 23 kilómetros y es tan grande que se puede ver desde el espacio.

Foto: prensa-latina.cu

Por Richard Ruíz Julién

Addis Abeba, 15 sep (PL) La Estructura de Richat, mejor conocida como ”El ojo de África”, cuya forma concéntrica y tamaño colosal llaman la atención de la poca gente que conoce de su existencia, resulta ser un misterio para la ciencia.
Ante tantas dudas sobre su origen y qué es, Solomon Kassa, profesor de la Universidad de Addis Abeba, presentó un estudio realizado por Jimmy Bright, dueño del canal Bright Insight, preliminar y para muchos polémicos, pero que logró dar una explicación interesante: podría ser la mítica Atlántida.

La Estructura de Richat se encuentra en el occidente del continente, en el corazón de Mauritania; su círculo exterior tiene un diámetro de 23 kilómetros y es tan grande que se puede ver desde el espacio.

Ya que está en el desierto del Sahara, muchos no prestaron atención de su presencia hasta hace unos años. No fue hasta 1965 cuando astronautas de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), notaron su forma durante el desarrollo de la misión Géminis 4.

No obstante, Bright explicó que este lugar podría haber sido el hogar de la Atlántida.

Para ello se inspiró en un conocido documental llamado Visiting Atlantis y los escritos del filósofo Platón para hacer un video de 20 minutos explicando las coincidencias.

Siempre he sido un apasionado del tema, comentó Kassa a Prensa Latina. ‘La osadía de este hombre me llamó la atención y he iniciado un programa de discusiones sobre el tema, con la participación de científicos y especialistas locales, además de mis alumnos’.

Previsiblemente, el propio Brihgt vendrá aquí a explicar sus teorías, detalló.

El youtuber sostiene que Platón escribió en sus libros Critias y Timeo que la Atlántida fue efectivamente una isla muy próspera y poderosa, hasta que ‘en un solo día y una noche de infortunio, desapareció de la faz de la Tierra’.

Esto, probablemente por el efecto de un terremoto y posterior tsunami. Por eso han surgido leyendas en torno a su nombre a pesar de que nunca se le encontró.

No obstante, insiste en que la Estructura de Richat coincide con el legendario lugar. La descripción del sabio griego dice que la ciudad tenía varios anillos consecutivos de agua y tierra.

Además, según el filósofo, el enclave tendría un diámetro de 127 estadios. Esto equivaldría a 23,5 kilómetros; un diámetro parecido al del Ojo de África, de 23 kilómetros.

Entre otras cosas, se relata que en los alrededores de la urbe había ‘una llanura plana y lisa’, lo cual coincidiría con el desierto del Sahara.

Por otro lado, al norte habría estado rodeada de colinas y despejada al sur, tal como ocurre en realidad; las montañas también revelan que allí existieron ríos que alimentaron de agua los alrededores de la posible ciudad.

Kassa reconoce que lo único que no coincide es que si bien este lugar no está tan lejos del mar, sería difícil considerarlo una isla actualmente.

Una explicación podría ser que, en ese entonces, el mar llegaba hasta esa zona y un tsunami pudo haber borrado cualquier rastro de civilización.

En opinión del experto etíope, verdad o no, la explicación de Bright llega a ser muy interesante y abre un capítulo más a considerar para observaciones futuras.


Prensa Latina

 
Prensa Latina