0
Publicado el 17 Octubre, 2018 por Toni Pradas en Ciencia
 
 

Sendero para desentrañar el misterio de los neutrinos (+video)

El Deep Underground Neutrino Experiment (DUNE) es un experimento internacional de vanguardia para la ciencia de los neutrinos y los estudios de desintegración de protones.(dunescience.org)

El Deep Underground Neutrino Experiment (DUNE) es un experimento internacional de vanguardia para la ciencia de los neutrinos y los estudios de desintegración de protones.(dunescience.org)

DUNE (Deep Underground Neutrino Experiment), el mayor detector de neutrinos de argón líquido del mundo, recién registró sus primeras trazas de partículas, marcando el inicio de un nuevo capítulo en su historia, dio a conocer la Organización Europea para la Investigación Nuclear, mejor conocida por sus antiguas siglas CERN.

Tras descubrirse hace más de 60 años, los neutrinos han demostrado ser la partícula subatómica más sorprendente: estamos rodeados de neutrinos, pero poco sabemos sobre estos. Sin embargo, son una excelente herramienta para estudiar el funcionamiento interno de los núcleos atómicos: a diferencia de los electrones o protones, los neutrinos no tienen carga eléctrica, e interactúan con el núcleo de un átomo solo a través de la fuerza nuclear débil.

Esto los convierte en una herramienta única para explorar los componentes básicos de la materia. Pero estos son difíciles de producir y detectar, y es muy dificultoso determinar la energía que tiene un neutrino cuando choca contra un átomo.

DUNE, un proyecto de más de mil científicos e ingenieros de 32 países de cinco continentes, busca desvelar los secretos de los neutrinos, la partícula elemental más abundante y misteriosa del Universo. Este observará los neutrinos producidos en las explosiones estelares, lo que revelaría la formación de estrellas de neutrones y agujeros negros. También verá si los protones viven para siempre o se desintegran en otras partículas, para acercarnos a la realización del sueño de Einstein: la Teoría de la Gran Unificación.

Asimismo, investigará su contraparte de antimateria y buscará diferencias en el comportamiento entre neutrinos y antineutrinos, que podrían responder por qué la materia domina el Universo.

Ahora que se han visto las primeras trazas, los científicos operarán el detector los próximos meses para probar la tecnología. Cuando los neutrinos atraviesen dos nuevos detectores fabricados para ese fin, estos chocarán con los núcleos del argón produciendo partículas cargadas, que dejan trazas de iones en el líquido. Estos se pueden ver mediante sofisticados sistemas capaces de crear imágenes en tres dimensiones del proceso, invisible de otro modo.


Toni Pradas

 
Toni Pradas