0
Publicado el 25 Diciembre, 2018 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Las plantas sienten y recuerdan, ¿cómo?

Según los expertos la memoria de las plantas les permite precisar su desarrollo en respuesta al estrés o al cambio de estaciones; por eso hay especies que al recordar el frío del invierno solo florecen en primavera. Desentrañar este mecanismo podría ayudar en el desarrollo de nuevas variedades de plantas, incluidos cereales y verduras, adaptables a diferentes condiciones ambientales
Las plantas sienten y recuerdan, ¿cómo?

Al recordar la crudeza del invierno, las plantas prefieren florecer en primavera. (Foto: agriculturers.com).

Las plantas tienen una capacidad notable para detectar y recordar los cambios en su entorno, lo cual les permite controlar su ciclo de vida, aseguraron expertos en un estudio publicado en la revista Nature Communications.

Ese mecanismo fue desentrañado por científicos de las Universidades de Birmingham y Nottingham en una investigación que podría ayudar en el desarrollo de nuevas variedades de plantas, incluidos cereales y verduras, adaptables a diferentes condiciones ambientales.

Según los expertos la función de memoria de las plantas les permite coordinar con precisión su desarrollo en respuesta al estrés o al cambio de estaciones, por lo que hay especies que al recordar el frío del invierno solo florecen en primavera.

El estudio proporciona una nueva perspectiva sobre cómo un grupo de proteínas llamadas PRC2 detecta el cambio ambiental para asegurarse de que solo esté activo cuando sea necesario.

Liderados por Daniel Gibbs, los especialistas descubrieron que un componente central del complejo PRC2, una proteína llamada VRN2, es extremadamente inestable y que en temperaturas cálidas, cuando el oxígeno es abundante, se descompone continuamente.

Mientras que en condiciones ambientales difíciles, como cuando una planta se inunda y los niveles de oxígeno son bajos, el VRN2 se estabiliza y aumenta la supervivencia.

La proteína VRN2 también se acumula en el frío. Esto permite que el complejo PRC2 dispare la floración una vez que las temperaturas aumentan.

Existen posibilidades de que el mecanismo de la VRN2 permanezca inactivo hasta que la planta lo requiera, lo cual ayudará en la creación de variedades adaptables a diferentes escenarios ambientales y será importante frente al cambio climático, destacó Gibbs.(PL).


Prensa Latina

 
Prensa Latina