0
Publicado el 4 Abril, 2019 por DPA en Ciencia
 
 

Antes de los Incas ya había ofrendas rituales en el Lago Titicaca

Los nuevos hallazgos de un equipo internacional sugieren que la religión organizada surgió mucho antes en la región de lo que se pensaba anteriormente.

Objetos recuperados durante la excavación en el arrecife Khoa. Foto: Penn State University / Teddy Seguin)

MADRID,  Abr. 2019 (DPA/Europa Press) – Un antiguo pueblo hizo ofrendas rituales a deidades sobrenaturales cerca de la Isla del Sol en el Lago Titicaca, Bolivia, unos 500 años antes que los Incas, en el siglo X.

‘La gente a menudo asocia la Isla del Sol con los Incas porque fue un lugar de peregrinación importante para ellos y porque dejaron atrás numerosos edificios ceremoniales y ofrendas en y alrededor de esta isla’, dijo José Capriles, profesor asistente de antropología de Penn State. ‘Nuestra investigación muestra que las personas de Tiwanaku, que se desarrollaron en el lago Titicaca entre 500 y 1.100 dC, fueron las primeras en ofrecer artículos de valor a las deidades religiosas en el área’.

Los incas, señaló Capriles, no llegaron a la región del lago Titicaca hasta alrededor del siglo XV.

Un equipo dirigido por Christophe Delaere, becario postdoctoral en el Centro de Arqueología Marítima de la Universidad de Oxford e investigador asociado en la Universidad Libre de Bruselas, realizó excavaciones arqueológicas submarinas en el arrecife Khoa cerca de la Isla del Sol. Los arqueólogos utilizaron el sonar y la fotogrametría tridimensional submarina para escanear y mapear el arrecife. Utilizaron una draga de agua para excavar el sedimento y midieron y pesaron todos los materiales arqueológicos que descubrieron. Sus resultados aparecen este 1 de abril en PNAS.

En particular, el equipo encontró ofrendas rituales que consistían en quemadores de cerámica felina para incienso; crías de llamas sacrificadas; y adornos de oro, conchas y piedras.

‘Los hallazgos, y especialmente los quemadores de incienso de cerámica con forma de puma, son significativos porque nos ayudan a obtener una comprensión más amplia del comportamiento ritual y la religión del estado de Tiwanaku, una sociedad que precedió a los Incas varios cientos de años’, dijo Delaere.

El puma era un importante símbolo religioso para el Tiwanaku, agregó Delaere.

Otra observación hecha por el equipo fue que las ofrendas religiosas parecen haberse hecho intencionalmente para ser sumergidas bajo el agua.

‘La presencia de anclas cerca de las ofrendas sugiere que las autoridades oficiantes pueden haber depositado las ofrendas durante los rituales llevados a cabo desde botes’, dijo Capriles.

Según Capriles, la Isla del Sol probablemente era importante para la gente de Tiwanaku debido a su belleza natural, pero también debido a su ubicación en el centro de las montañas de los Andes.

‘Era un lugar estratégico y cargado de rituales’, dijo Capriles. ‘En la Isla del Sol y el Arrecife Khoa, los especialistas religiosos podían reunirse para celebrar ceremonias sagradas. Las ofrendas rituales que hicieron aquí demuestran la transición de las sociedades de sistemas religiosos más locales a algo que tenía un atractivo geopolítico y espiritual más ambicioso’.

A su vez, agregó, este surgimiento de la religión organizada probablemente llevó a la consolidación de los grupos de personas que viven alrededor del lago y al surgimiento del estado de Tiwanaku, caracterizado por la jerarquía política.


DPA

 
DPA