0
Publicado el 20 Mayo, 2019 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Peligro: cinco de las bacterias más resistentes a los antibióticos

La OMS ha advertido en repetidas ocasiones del creciente peligro que representan las bacterias que han desarrollado resistencia a los antibióticos.
Bacterias resistentes/ FayerWayer

                                                                (Foto en FayerWayer)

Probablemente uno de los mayores hitos en la historia de la medicina fue el descubrimiento de la penicilina a finales del siglo XIX. Desde entonces, la humanidad ha podido gozar del uso de diversos antibióticos. Estas sustancias son perfectas para limitar el crecimiento de pequeños organismos y matarlos. Por lo tanto, han sido empleados mucho en el control de infecciones producidas por bacterias.

No obstante, llegamos a una época en la que tristemente no podemos confiar al 100% en los antibióticos. La razón son los numerosos reportes de bacterias que increíblemente se han hecho resistentes a estas sustancias. De hecho, Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la resistencia a los antibióticos representa una de las mayores amenazas a la salud mundial.

Entre otras cosas, se cree que esta resistencia fue desarrollada gracias a mutaciones y al uso excesivo de antibióticos aún cuando no es necesario. Sea cual sea la razón, este hecho preocupa a la OMS y otras organizaciones y los mueve a investigar métodos de control más allá de las sustancias que actualmente se conocen.

Así, Veremos a continuación cinco casos de bacterias que han generado pavor en los últimos años debido a su gran resistencia a los antibióticos, según Medical Xpress:

Neisseria gonorrhoeae

La Neisseria gonorrhoeae es un microorganismo mejor conocido por causar la gonorrea. Actualmente se calcula que en el mundo hay 78 millones de personas que sufren de esta enfermedad de transmisión sexual.

Si bien la enfermedad puede causar la muerte, este efecto no es tan usual. Sin embargo, se sabe que quienes sufren de gonorrea tienen altas probabilidades de quedarse estériles, tanto hombres como mujeres. Además, si se presenta en el embarazo puede producir ceguera al bebé.

Tan solo el año pasado un reporte particular produjo una gran preocupación. Una cepa de la bacteria apodada “Supergonorrea” había desarrollado resistencia a casi todos los antibióticos menos a uno. El caso asustó a la población del Reino Unido porque se pensaba que no había tratamiento alguno. Sin embargo, finalmente el primer sujeto con la infección fue curado.

Gonococo

Mycobacterium tuberculosis

Una de las bacterias más mortíferas de todo el mundo es la mycobacterium tuberculosis. Como su nombre lo indica, desarrolla la tuberculosis, gravísima infección que afecta directamente a los pulmones. A este microorganismo se le relaciona con al menos 1,7 millones de muertes al año.

De por sí ya es difícil tratar la tuberculosis. Los tratamientos implican el uso de cuatro antibióticos distintos durante seis meses. Sin embargo, se cree que un 13% de los casos de tuberculosis en Europa son resistentes a varios medicamentos. Esto implica el uso de sustancias que son mucho más caras de lo normal.

De hecho, 6% de esos casos son altamente resistentes a los antibióticos. Es decir, solo dos antibióticos pueden hacerle efecto. Esto causa que los tratamientos solo tengan un 30% de probabilidades de éxito y que siga habiendo mortalidad.

Tuberculosis

Salmonella typhi

La Salmonella typhi es responsable de la peligrosa fiebre tifoidea. Se sabe que esta enfermedad afecta a 21 millones de personas en el mundo y se calcula que alrededor de un 1% de ellos (223.000) muere al año.

En 2016 una nueva cepa surgió en Pakistán. Esta surgió siendo resistente a cinco antibióticos, dejando que solo uno fuera capaz de hacerle frente. Desde entonces, se han reportado casi 900 infecciones.

Esta resistencia se dio muy rápido y se le relaciona a la adquisición de una pieza de ADN llamada plásmido que contenía la resistencia. La preocupación ahora es que haya otra mutación que le permita resistirse a la sustancia restante.

Salmonela

Pseudomonas aeruginosa

La Pseudomonas aeruginosa es una bacteria muy común que causa infecciones en personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Al igual que Klebsiella pneumoniae, es particularmente frecuente en los hospitales.

En los Estados Unidos, hay aproximadamente 51.000 infecciones por Pseudomonas aeruginosa asociadas a la atención médica cada año, y alrededor de 400 causan la muerte. En los últimos cinco años, se han reportado 29 casos de infección por Pseudomonas aeruginosaresistentes a antibióticos en hospitales de Inglaterra.

La infección por Pseudomonas aeruginosa también es la principal causa de muerte en personas con fibrosis quística. En 2013, más del 42% de los pacientes con fibrosis quística e infección crónica por Pseudomonas aeruginosa fueron tratados con colistina, el antibiótico “última línea de defensa”. Esto se debe a que la mayoría de estas infecciones fueron resistentes a todos los demás antibióticos disponibles.

Psudomonas

Klebsiella pneumoniae

Klebsiella pneumoniae es una bacteria común que se encuentra en la piel, los intestinos y el suelo. Causa una variedad de infecciones potencialmente mortales en personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Esta bacteria es una de las amenazas más críticas y resistentes a los medicamentos para la salud pública.

En 2013, hubo 8.000 informes de Klebsiella pneumoniae resistente a múltiples fármacos solo en los Estados Unidos, con una tasa de mortalidad del 50% para las personas con infecciones del torrente sanguíneo. Mientras tanto en 2016, se identificó una cepa de Klebsiella pneumoniae en  Estados Unidos que era resistente a los 26 antibióticos comúnmente disponibles. El paciente infectado por esta bacteria murió por falta de tratamientos alternativos.

Estos son cinco de los aterradores tipos de bacterias más resistentes a los antibióticos en los últimos años

Redacción Digital

 
Redacción Digital