0
Publicado el 14 Junio, 2019 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Impone récord nave espacial en cercanía a cuerpo planetario

La maniobra inició el miércoles y colocará a la nave en una órbita ubicada a 680 metros de la superficie del asteroide Bennu durante unas siete semanas
La sonda de la agencia estadounidense realizó la órbita más cercana de un instrumento espacial alrededor de un cuerpo planetario. /Foto: Clarín

La sonda de la agencia estadounidense realizó la órbita más cercana de un instrumento espacial alrededor de un cuerpo planetario. /Foto: Clarín

WASHINGTON, 13 jun (Xinhua) — La agencia espacial estadounidense NASA anunció este viernes que su nave espacial OSIRIS-REx estableció un nuevo récord por ser la nave hecha por el hombre que más cerca ha girado alrededor de un cuerpo planetario.

La maniobra inició el miércoles y colocará a la nave en una órbita ubicada a 680 metros de la superficie del asteroide Bennu durante unas siete semanas.

OSIRIS-REx, lanzada en septiembre de 2016, se encontró con Bennu en diciembre de 2018 y luego se acercó a la roca, cuyo diámetro es de unos 500 metros, con lo que impuso un primer récord de 1,3 kilómetros sobre su superficie.

Se espera que la nave espacial extienda su brazo robótico y toque la superficie del asteroide para recoger al menos 60 gramos de material suelto en 2020.

En las primeras dos semanas de la nueva órbita, OSIRIS-REx tomará imágenes de cerca de las eyecciones de partículas de la superficie del asteroide.

En las siguientes cinco semanas, los instrumentos científicos de la nave espacial producirán múltiples mapas globales con luces láser, infrarrojas y de rayos X, a fin de elegir un sitio para recoger muestras en la superficie de Bennu.

El equipo de OSIRIS-REx esperaba una superficie en general lisa con algunas cuantas rocas grandes en Bennu, pero resultó que toda la superficie de Bennu es accidentada y está llena de rocas.

Los sitios candidatos deben estar libres de grandes rocas y no pueden estar muy inclinados en relación con el brazo robótico para tomar muestras, según la NASA.

OSIRIS-REx será elevada de vuelta a una órbita de 1,3 kilómetros de altitud en la segunda semana de agosto.

La nave espacial realiza un viaje de siete años para estudiar al asteroide Bennu localizado entre las órbitas de la Tierra y Marte y regresará con una muestra de su superficie a la Tierra en septiembre de 2023.

La muestra del primitivo asteroide ayudará a los científicos a entender la formación del sistema solar hace más de 4.500 millones de años.


Redacción Digital

 
Redacción Digital