0
Publicado el 7 Junio, 2019 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Investigación revela que el sexo surgió en respuesta al cáncer

La diversidad genética permite al sistema inmunológico detectar las células cancerosas transmisibles.
(Foto: Arqueología e Historia del Sexo)

(Foto: Arqueología e Historia del Sexo)

El mecanismo de reproducción sexual pudo originarse en respuesta a la exposición de las primeras criaturas pluricelulares al cáncer contagioso, afirma un estudio publicado este jueves por un equipo internacional de investigadores en la revista PLOS Biology.

Los tumores transmisibles, detectados hasta ahora en varias especies tanto vertebradas como invertebradas, ocurren porque el sistema inmunológico puede confundir las células cancerosas de un organismo genéticamente muy similar con las suyas, rechazando eliminarlas y permitiendo el desarrollo del cáncer. Los ejemplos más conocidos son la epidemia de leucemia en los moluscos Mya arenaria y el tumor que diezmo la población de los demonios de Tasmania desde 1996.

Los autores del nuevo estudio, liderados por Frédéric Thomas y Thomas Madsen, opinan que las dichas infecciones serían mucho más comunes si la mayoría de las especies no estuvieran divididas en hembras y machos.

“La reproducción sexual permite el cambio sistemático del genotipo del organismo multicelular y, por lo tanto, una mejor detección de las células cancerosas transmisibles por parte del sistema inmunológico”, reza el estudio.

De hecho, la reproducción asegura un alto nivel de diversidad genética, dada la recombinación de los genes realizada cada vez que se genera un nuevo espécimen, por lo que puede ser menos costoso para la especie que la reproducción asexual,

sostienen los científicos.

“Dada la ubicuidad de los procesos oncogénicos en el mundo multicelular junto con la diversidad de las rutas potenciales de la transmisión, la reproducción sexual, a pesar de sus costos asociados, puede haber sido favorecida como una opción menos arriesgada y más rentable para producir descendencia viable”, sintetizan.

 

(En RT: Descubren que el sexo surgió en respuesta al cáncer)

Más sobre opción natural por la reproducción sexual

¿Por qué tenemos sexo? Científicos revelan su importancia para resistir a las enfermedades

El estudio busca responder por qué la reproducción asexual ocupa un segundo plano a pesar de resultar más sencilla y beneficiosa en términos de tiempo y energía.
¿Por qué tenemos sexo? Científicos revelan su importancia para resistir a las enfermedades

Investigadores de la Universidad de Adelaida, en Australia, desarrollaron una teoría que responde a una incógnita que ha inquietado a los expertos por más de 100 años: ¿Por qué la mayoría de organismos complejos optan por la reproducción sexual, siendo la asexual mucho más eficiente?

El estudio, publicado en la revista ‘Journal of Evolutionary Biology’, señala que a través de un modelo de simulación por computadora fue posible suponer que el acto sexual obedece a la necesidad de adaptarse y resistir a la innumerable cantidad de microrganismos y patógenos existentes.

Para ello, demostraron la relación directa entre un rápido incremento evolutivo y un mayor número de relaciones sexuales entre gusanos nematodos, en medio de una bacteria altamente patógena.

Jack da Silva, autor principal del estudio, explica que para entender el fenómeno se basó en dos teorías evolutivas ampliamente conocidas: el efecto Hill-Robertson y la hipótesis de la Reina Roja.

La primera afirma que el sexo evolucionó en favor de la recombinación genética entre pares para producir individuos con mutaciones beneficiosas a fin de adquirir ventajas evolutivas, mientras que la segunda describe la necesidad de los organismos de adaptarse continuamente a su entorno para sobrevivir. Así, los agentes patógenos (virus, bacterias y parásitos) se adaptan continuamente al organismo humano y tienden a evolucionar para evitar que los individuos se vuelvan resistentes a ellos.

Da Silva señala que aunque la primera teoría no explica la prevalencia de la reproducción sexual en poblaciones estables y bien adaptadas, combinando ambas se demuestra que cambios en el ambiente hacen necesaria la recombinación del ADN, pues permite a las especies evolucionar rápidamente para mantener su nicho ecológico y superar la selección natural.

 


Redacción Digital

 
Redacción Digital