0
Publicado el 18 Junio, 2019 por EFE en Ciencia
 
 

Restos de meteoros podrían formar las nubes de Marte

El estudio reveló que las nubes marcianas deben su existencia al 'humo meteórico', que se forma a partir del polvo helado que generan los escombros del espacio que van a parar a la atmósfera del planeta rojo.
Científicos revelan que los meteoritos ayudan a formar las misteriosas nubes de Marte/ Foto: américa digital
Científicos revelan que los meteoritos ayudan a formar las misteriosas nubes de Marte/ Foto: américa digital

Londres, 17 jun (EFE).- Las nubes de Marte
podrían formarse a partir de restos de meteoros debido a un fenómeno
conocido como ‘humo meteórico’, reveló hoy un estudio de la Universidad
de Colorado en Boulder publicado en la revista Nature Geoscience.

Los astrónomos, que durante mucho tiempo habían observado las nubes en
la atmósfera media de Marte -la cual empieza a unos 30 kilómetros sobre
la superficie-, partieron de la base de que estas siempre se generan a
partir de algo.

En el caso de la Tierra, las nubes bajas se
forman con diminutas partículas de sal marina o polvo que se elevan en
el aire y a las que se juntan las moléculas de agua.

El estudio
reveló que las nubes marcianas deben su existencia al ‘humo meteórico’,
que se forma a partir del polvo helado que generan los escombros del
espacio que van a parar a la atmósfera del planeta rojo.

La
profesora Victoria Hartwick, autora principal de la investigación,
explicó que, en promedio, entre dos y tres toneladas de desechos
espaciales se estrellan contra Marte cada día, de modo que, a medida que
estos meteoros llegan a la atmósfera del planeta, depositan un gran
volumen de polvo en el aire.

Para descubrir si este humo era
suficiente para dar lugar a las nubes, el equipo de Hartwick recurrió a
simulaciones de computadoras que trataron de imitar los flujos y
turbulencias de la atmósfera de Marte, y, al incluir los restos de
meteoros en los cálculos, se detectó la formación de nubes.

Los
expertos destacaron que las nubes estudiadas se parecen más a ‘trozos de
algodón de azúcar’ que a las terrestres, aunque señalaron que su fina
apariencia no significa que no tengan un efecto importante en el clima.

En su opinión, podrían ser las causantes de que las temperaturas en altitudes elevadas suban o bajen hasta 10 grados Celsius.

Los hallazgos, según los investigadores, pueden ayudar a revelar la
evolución pasada del planeta y ayudar a esclarecer cómo pudo albergar
agua líquida en su superficie. EFE


EFE

 
EFE