0
Publicado el 9 Septiembre, 2019 por Prensa Latina en Ciencia
 
 

Gran Adria

Continente perdido deja ver sus huellas al sur de Europa

Se trata de Gran Adria, cuyos únicos restos visibles son las rocas calizas que se pueden encontrar en las cadenas montañosas del sur de Europa, calificadas en algún momento como sedimentos marinos
Isla Mauricio/ PL
(Foto ilustrativa de PL)

Oslo, 9 sep (Prensa Latina) Restos de un antiguo continente desaparecido hace 250 millones de años fueron hallados en el sur de Europa por un equipo internacional de geólogos, publica hoy la revista Gondwana Research.

Se trata de Gran Adria, cuyos únicos restos visibles son las rocas calizas que se pueden encontrar en las cadenas montañosas del sur de Europa, calificadas en algún momento como sedimentos marinos, explican los autores.

Los científicos de las universidades de Utrecht, Oslo y el Instituto de Geofísica ETH, en Zúrich, Suiza, explicaron en su artículo que una de las dificultades para establecer la existencia del continente está relacionada con dichas formaciones rocosas.

Esas rocas más tarde se transformaron en la superficie de la corteza terrestre y fueron llevadas a sus locaciones actuales por las colisiones de las placas tectónicas.

Al describir su tamaño original, la forma y la historia de esa masa terrestre, los geólogos consideran que gran parte de ella constituyó, durante millones de años, el fondo de antiquísimos mares tropicales poco profundos.

A juicio de Douwe van Hinsbergen, de la Universidad de Utrecht y primer firmante del artículo, Gran Adria tuvo una historia violenta y complicada.

De hecho, se separó del sur del supercontinente Gondwana, que comprendía lo que hoy es Africa, América del Sur, Australia, la Antártida, el subcontinente indio y la península arábiga, hace 250 millones de años y a partir de ese momento empezó a avanzar hacia el norte.

Los investigadores creen que hace unos 140 millones de años Gran Adria era una masa de tierra del tamaño de Groenlandia, cubierta en gran parte por un liviano mar tropical, donde los sedimentos se acumulaban lentamente hasta convertirse en rocas.


Prensa Latina

 
Prensa Latina