0
Publicado el 10 Septiembre, 2019 por Sputnik en Ciencia
 
 

¿ADN resuelve enigma?

Investigación revela posible origen del monstruo del Lago Ness.

El equipo de investigadores encabezado por el profesor Neil Gemmell descubrió la presencia de casi 3.000 especies en las aguas turbias y profundas del lago escocés.
Estudio de ADN revela posible origen del monstruo del Lago Ness./ Foto: diarioc-comitan.com.mx
Estudio de ADN revela posible origen del monstruo del Lago Ness./ Foto: diarioc-comitan.com.mx

El enigmático monstruo del lago Ness en Escocia podría haber sido una gigantesca anguila, rezan los resultados de una nueva investigación que fue realizada por los científicos de la Universidad de Otago (Nueva Zelanda).

El equipo de investigadores encabezado por el profesor Neil Gemmell descubrió la presencia de casi 3.000 especies en las aguas turbias y profundas del lago escocés. La mayor parte de estas criaturas eran pequeñas y los científicos no pudieron encontrar el ADN de un monstruo u dinosaurio.

En particular, el científico y sus colegas estudiaron 250 ejemplares de agua del Ness de un gran abanico de sitios y profundidades. El ADN más cercano al de un dinosaurio pertenecía a animales anfibios como sapos o ranas.

“No encontramos cocodrilos. No encontramos lagartos. No encontramos víboras. Es posible que anguilas muy enormes habiten allí, pero ello depende de su percepción de la palabra “enorme””, declaró Gemmell, citado por medios británicos.

La gran cantidad de ADN de anguila que fue encontrado por los investigadores sorprendió tanto a Gemmell como a sus colegas.

“No sabemos si el ADN que estamos detectando es de un anguila gigante o solo pertenece a muchas especies pequeñas”, explicó Gemmell y recordó que hasta ahora no se han detectado anguilas de gran tamaño en el lago.

Una de las teorías más populares que tratan de explicar el enigma del monstruo del lago Ness se refiere a la posible existencia de elasmosaurus o plesiosaurios, que pudieron sobrevivir a la extinción de los dinosaurios. Sin embargo, Gemmell comunicó no haber encontrado en absoluto ni una sola evidencia que indique a la presencia de cualquier secuencia de reptil.

Según el profesor, su estudio finalmente ofrecerá datos asequibles al público acerca de todas las especies que habitan en el estanque y puede ayudar a evaluar los cambios en su biodiversidad. Asimismo, Gemmell negó haber destruido por completo la leyenda del monstruo de Ness.

“Todavía hay cierta incertidumbre aquí, por ello existe la posibilidad de que la gente siga creyendo en monstruos”, recalcó.

Estas declaraciones suenan como un alivio para la industria turística que ha prosperado en las orillas del lago.

La primera mención escrita sobre un gigantesco monstruo en el lago Ness se encuentra en el manuscrito de un monje escocés que data del siglo VI. El texto revela la historia del santo Columba de Iona, que venció a un gigantesco monstruo.
(Sputnik)
Revelan el posible origen del monstruo del lago Ness


Sputnik

 
Sputnik