2
Publicado el 18 Enero, 2020 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

"Ojo de China en el Cielo"

FAST: el telescopio gigante de China con una sola función: buscar vida alienígena

Su misión será buscar ondas gravitacionales, realizar sondeos de la materia oscura y encontrar evidencia de que existe vida extraterrestre.
Fast en busca de extraterrestres

foto: vix

Luego de mantenerlo en periodo de prueba durante más de tres años, el gobierno chino anunció que ya es completamente funcional el Radiotelescopio Esférico de Apertura de 500 Metros (FAST).

El nuevo engendro científico, conocido también como el “Ojo de China en el Cielo”, superó el proceso de experimentación y el gobierno lo inauguró formalmente durante los primeros días de este año.

La idea de construir una pieza de este tipo nació en los 90, se comenzó a construir en 2011 y en 2016 se inciaron comenzó sus pruebas.

Uno de los aspectos más importante de FAST es su capacidad para detectar ‘ráfagas rápidas de radio’ (FRB), un fenómeno de origen desconocido que solo se manifiesta en el espacio por unos cuantos milisegundos y aún es una incógnita para los astrónomos.

Algunos radiotelescopios del mundo han logrado captar FRB y buscan seguirlos hasta su lugar de origen; sin embargo, la velocidad de las ráfagas provoca que se les pierda la pista.

Los científicos chinos esperan rastrear estas veloces señales hasta el punto de donde emergen gracias a la capacidad de almacenamiento de FAST equivalente a 38 gigabytes de memoria por segundo.

Durante sus primeros dos años de prueba, el radiotelescopio sorprendió a los desarrolladores gracias a que logró identificar 102 nuevas pulsares (estrellas que emiten radiación), cantidad superior a las descubiertas tanto por la NASA como por la Agencia Espacial Europea en el mismo periodo.

megatelescopio chino

foto: BBC

El lente de FAST posee una sensibilidad 2.5 mayor a la de el radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, que hasta ahora se convierte en el segundo más grande del mundo.

La potencia de la máquina hace creer a los científicos que en dos o tres años más podría revelar el origen de ondas gravitacionales como las FRB, descubrir más objetos que emitan radiación y, sobre todo, encontrar pruebas de civilizaciones extraterrestres.

Cómo está conformado

El gobierno de China destinó 171 millones de dólares para construir FAST sobre una depresión montañosa ubicada en Dawodang, al sureste del país.

Su estructura se compone por 4 mil 400 paneles de aluminio móviles que pueden reajustarse y apuntar hacia distintas áreas del espacio.

Los paneles se encuentran ensamblados en el gigantesco y único plato del telescopio, que mide medio kilómetro de radio. Con todo y su inmensa potencia y tamaño, algunos especialistas consideran que habrá algunas complicaciones.

Según Martha Haynes, profesora de la Universidad de Cornell, expresó que los principales retos del telescopio serán administrar de manera eficiente la gran cantidad de datos que recolecte y que no afecten su funcionamiento las interferencias de otras redes satelitales, radiales o celulares .

(fuente: Vix)


Redacción Digital

 
Redacción Digital