0
Publicado el 11 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Inusual objeto celeste

Detectan estrella con forma de lágrima y que oscila en un solo hemisferio

La pista inicial que llevó al descubrimiento de esta inusual estrella vino de la mano de astrónomos amateurs que regularmente inspeccionan el gran volumen de datos que suministra el satélite TESS.
Estrella con forma de lágrima

foto: Mystery Science

Un equipo internacional de astrónomos descubrieron una inusual estrella con forma de lágrima que oscila en un solo hemisferio, informó este lunes el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC, España), uno de los participantes en la investigación.

“Desde los años 1980 hemos creído que sistemas como éste podían existir, pero es ahora cuando finalmente hemos encontrado uno”, explicó Don Kurtz, otro de los autores del estudio, de la Universidad Central de Lancashire (Reino Unido).

De acuerdo con la investigación publicada en la revista Nature Astronomy, este objeto espacial, llamado HD 74423, forma parte de un sistema estelar binario (compuesto por dos estrellas) con un período orbital de menos de dos días, en el cual la atracción gravitatoria de una estrella cercana arrastra las pulsaciones hacia uno de los lados, dándole a la otra forma de lágrima.

El objeto celeste está ubicado en la Vía Láctea a unos 1.500 años luz de la Tierra y tiene 1,7 veces la masa del Sol

Para realizar el estudio, los científicos utilizaron datos del satélite TESS, de la NASA, y colaboraron con astrónomos aficionados.

Según Gerald Handler, investigador principal del Centro Astronómico Nicolas Copernicus de Polonia, “los excelentes datos del satélite TESS de la NASA permitieron observar variaciones en el brillo, debido tanto a la distorsión gravitacional de la estrella como a las pulsaciones”.

Además, los científicos descubrieron que la fuerza de las pulsaciones dependía del momento en que se observaba la estrella y que variaba con el mismo período que la órbita de la binaria.

La pista inicial que llevó al descubrimiento de esta inusual estrella vino de la mano de astrónomos amateurs que regularmente inspeccionan con dato la gran volumen de data que TESS suministra.

Esta es la primera estrella de esta clase que se halla en la que solo un lado está pulsando, pero los investigadores creen que tiene que haber muchas más.

“Esperamos localizar muchas más ocultas en las informaciones de TESS», apunta el científico Saul Rappaport, estudioso del Colegio Tecnológico de Massachusetts (EE.UU.) y coautor del estudio.

(fuente/RT)


Redacción Digital

 
Redacción Digital