0
Publicado el 10 Marzo, 2020 por Xinhua en Ciencia
 
 

Remoto ancestro del mosquito aparece en ámbar de 100 millones de años

El insecto recién descubierto pertenece a la familia de Aneuretopsychidae, mide unos 7 milímetros de largo y luce como un mosquito de mayor tamaño

advances.sciencemag.org

Un equipo internacional de investigación declaró hoy jueves que ha encontrado un nuevo tipo de insecto antiguo que estaría relacionado con el mosquito, una parte de su boca es alargada y mide más de la mitad de su longitud corporal, el hallazgo fue descubierto en un ámbar Cretácico de unos 100 millones de años.

El insecto recién descubierto, Burmopsyche, perteneciente a la familia de Aneuretopsychidae, mide unos 7 milímetros de largo y luce como un mosquito de mayor tamaño, según Wang Bo, el líder del equipo e investigador del Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing bajo el Academia de Ciencias de China.

“El Burmopsyche posee dos pares de alas, comparado con un par que tiene el mosquito, y una parte de su boca es súper larga de 3 a 4 milímetros, o más de la mitad de su longitud corporal”, agregó Wang.

Los escorpiones con largos probóscides mesozoico (Mesopsychoidea) proporcionan pistas importantes sobre las antiguas interacciones de las plantas-polinizadoras. Entre ellos, la familia Aneuretopsychidae es especialmente importante porque sus partes bucales son vitales para descifrar la evolución temprana de Mesopsychoidea y putativamente el origen de las pulgas, según el equipo formado por científicos de China, Rusia, Francia y los Estados Unidos.

advances.sciencemag.org

“La morfología de los animales está estrechamente relacionada con su entorno vivo. Las bocas y las alas de los mosquitos modernos son obviamente diferentes de las de la antigua Burmopsyche, lo que probablemente indica que el entorno externo, como las plantas de las que se alimentan, ha cambiado mucho”, añadió Wang.

“Por lo tanto, la investigación puede proporcionar información más valiosa sobre el medio ambiente en los tiempos antiguos”, agregó Wang.

Los hallazgos han sido publicados en la revista Science Advances.

(Xinhua)


Xinhua

 
Xinhua