0
Publicado el 20 Abril, 2020 por DPA en Ciencia
 
 

Valiosos experimentos científicos trae carguero Dragon de SpaceX

Entre las investigaciones científicas que Dragon ha devuelto a la Tierra desde el complejo orbital, se incluye BioNutrients, que demuestra una tecnología que permite la producción a demanda de los nutrientes necesarios durante las misiones espaciales de larga duración
Carguero Dragon

Foto: Notimérica

Una nave espacial de carga no tripulada Dragon de SpaceX amerizó en el Océano Pacífico a las 18.50 UTC del 7 de abril, a 450 kilómetros de la costa de California, con más de 1.800 kilos de valiosos experimentos científicos y otra carga, procedentes de la Estación Espacial Internacional.

Entre las investigaciones científicas que Dragon ha devuelto a la Tierra desde el complejo orbital, se incluye BioNutrients, que demuestra una tecnología que permite la producción a demanda de los nutrientes necesarios durante las misiones espaciales de larga duración. Aunque está diseñado para el espacio, este sistema también podría ayudar a proporcionar nutrición a las personas en áreas remotas de nuestro planeta, informa la NASA.

También figura el BFF (BioFabrication Facility) que intenta dar los primeros pasos hacia la impresión de órganos y tejidos humanos en microgravedad. La instalación también puede ayudar a mantener la salud de las tripulaciones en misiones de exploración del espacio profundo mediante la producción de alimentos y productos farmacéuticos personalizados a pedido.

Otro experimento que ha vuelto es el EHTs (Engineered Heart Tissues), que analiza cómo funciona el tejido cardíaco humano en el espacio. Utiliza tejidos 3D únicos hechos de células cardíacas derivadas de células madre pluripotentes inducidas por humanos (hiPSC), esencialmente células madre adultas. Los investigadores esperan diferencias significativas en la función, estructura y expresión génica entre EHT en microgravedad y aquellos en el terreno. Comprender estas diferencias podría ayudarlos a encontrar formas de prevenir o mitigar cambios problemáticos en futuras misiones de larga duración.

Asimismo, muestras de la investigación de biopelículas espaciales, un trabajo que examina especies microbianas y su formación de biopelículas, ehan regresado con la Dragon. Las biopelículas son colecciones de uno o más tipos de microorganismos, incluidas bacterias, hongos y protistas, que crecen en superficies húmedas. Un mejor control de las biopelículas puede ayudar a mantener las naves espaciales tripuladas y proteger la salud y la seguridad de los miembros de la tripulación, así como ayudar a prevenir la introducción de microbios terrestres a los cuerpos planetarios en los que aterrizan los humanos.

(fuente: Europa Press)


DPA

 
DPA