0
Publicado el 5 Junio, 2020 por Sputnik en Ciencia
 
 

Un privilegio de espectáculo

En la misma noche de este 5 de junio: luna de frutilla y eclipse lunar

La Luna llena de frutilla lleva ese nombre porque coincide con la temporada de cultivo de la fruta en Estados Unidos; no tiene que ver con su efecto visual. Asimismo, este año se dio la casualidad de que coincide con un eclipse
Luna de frutilla, o ros, y eclipse

Foto: Sputnik

La noche de este 5 de junio nos regala dos fenómenos astronómicos de una vez. Mientras la llamada Luna de frutilla surge en el cielo del Occidente con toda su voluptuosidad redonda y plateada, otra parte del globo además la ve escondida bajo una oscura penumbra por algunos instantes en el segundo eclipse lunar de 2020.

La Luna llena de frutilla lleva ese nombre porque coincide con la temporada de cultivo de la fruta en Estados Unidos; no tiene que ver con su efecto visual. Asimismo, este año se dio la casualidad de que coincide con un eclipse.

El eclipse lunar de 3 horas, 18 minutos y 13 segundos de duración, según indicó la NASA, se puede acompañar en buena parte del hemisferio sur: en su totalidad para quienes estén en África, Oceanía y una mitad de Asia; y rápidamente al atardecer en el este de Sudamérica —todo Uruguay, la costa de Argentina y Brasil y el extremo sur de Chile—.

La noche de este 5 de junio nos regala dos fenómenos astronómicos de una vez. Mientras la llamada Luna de frutilla surge en el cielo del Occidente con toda su voluptuosidad redonda y plateada, otra parte del globo además la ve escondida bajo una oscura penumbra por algunos instantes en el segundo eclipse lunar de 2020.

La Luna llena de frutilla lleva ese nombre porque coincide con la temporada de cultivo de la fruta en Estados Unidos; no tiene que ver con su efecto visual. Asimismo, este año se dio la casualidad de que coincide con un eclipse.

El eclipse lunar de 3 horas, 18 minutos y 13 segundos de duración, según indicó la NASA, se puede acompañar en buena parte del hemisferio sur: en su totalidad para quienes estén en África, Oceanía y una mitad de Asia; y rápidamente al atardecer en el este de Sudamérica —todo Uruguay, la costa de Argentina y Brasil y el extremo sur de Chile—.


Sputnik

 
Sputnik