0
Publicado el 23 Octubre, 2020 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

De la Edad de Bronce

Sorprende cráneo con trepanación milimétrica

Se trata de un hallazgo único, ejemplo del sorprendente arte de un antiguo maestro cirujano
craneo con trepanacion

/Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de Rusia

Antropólogos del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de Rusia detectaron rastros de una trepanación en un cráneo del tercer milenio a.C., encontrado en Crimea, Rusia.

Aunque  ya en el año 2017 descubrieron la osamenta en una excavación cerca del pueblo Lgóvskoye, al este de la península, recién ahora los científicos revelan los detalles del estudio, que llevó tres años.

En detalle, los arqueólogos hallaron entonces una tumba con los restos de un hombre de entre 20 y 29 años, dentro de una estructura rectangular de madera. El cuerpo del joven estaba colocado sobre una esterilla o una funda de cuero, como lo demostró la capa de elementos orgánicos encontrada sobre la losa de piedra que servía como suelo de la fosa.

Los investigadores dicen que se trata de un hallazgo único, ya que muestra una de las mayores trepanaciones de la Edad de Bronce y sorprende por su gran tamaño y la precisión del trabajo del cirujano.

“Este es un ejemplo del sorprendente arte de un antiguo maestro cirujano que, con precisión milimétrica, raspó con una herramienta de piedra un área bastante grande del hueso, dejando la placa ósea más delgada, de menos de un milímetro de espesor, sin una penetración letal en la cavidad craneal, donde se encuentran vasos sanguíneos”, comentó la doctora María Dobrovólskaya, del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de Rusia.

¿Propósito de esa trepanación?

La trepanación, de unos 140 milímetros por 125, se localiza entre las zonas parietal y occipital del cráneo y cubre un área significativa de la bóveda craneal. Ahora, lo que más interesa a los científicos es el propósito de esa trepanación. En aquella época, tales operaciones se hacían por razones rituales o curativas, como por ejemplo para aliviar persistentes dolores de cabeza.

“En el caso de la trepanación de Lgóvskoye es importante que haya una parte, aunque sea muy pequeña, con rastros del proceso inflamatorio en el interior de la bóveda craneal. Para entender si esta inflamación determinó la trepanación, o si fue su consecuencia, tenemos que seguir investigando”, explicó Dobrovólskaya.

Además, la investigadora apuntó que el joven “tuvo mala suerte”. “A pesar de que la tasa de supervivencia después de las trepanaciones, incluso en tiempos primitivos, era muy alta, probablemente murió poco después de la cirugía”, detalló, y explicó que esto se demuestra por “la falta de signos obvios de curación”: “Las marcas del instrumento de trepanación son claramente visibles en la superficie del hueso”.

“Paradójicamente, esto es una rareza, porque en la antigüedad la mayoría de las personas sobrevivían con seguridad incluso después de varias trepanaciones”, añadió.

En el territorio de Stávropol, en la república de Kabardia-Balkaria, en la región del río Don y en el norte de Crimea, se realizaron trepanaciones en el Eneolítico y durante varios períodos de la Edad de Bronce. En años recientes fueron encontrados unos 15 cráneos con rastros de ese procedimiento quirúrgico, lo que indica la existencia de tradiciones asociadas al uso de esta operación entre la población de la región.

Fuente: actualidad.rt


Redacción Digital

 
Redacción Digital