0
Publicado el 21 Enero, 2021 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

'Xenodens calminechari'

Lagarto marino del Cretácico con dientes de tiburón y mordida letal

Según los autores del deswcubrimiento, la peculiar dentadura de este reptil le permitía cortar a sus presas por la mitad y morder grandes bocados de animales de mayor tamaño que él
Compartir
Lagarto marino con dientes similares a los del tiburón.

El Xenodens calminechari tenía el tamaño de una pequeña marsopa y dientes similares a los de algunos tiburones./ Ilustración en RT

Identifican a una nueva especie de lagarto marino.  Se precisa que vivió hace unos 66 millones de años, cuando los dinosaurios se extinguieron. El hallazgo sorprende a los científicos por la forma de sus dientes, como cuchillos. Gracias a esa dentadura el animal tendría una mordida letal.

El ‘Xenodens calminechari’, un mosasaurio que se encontraba en la zona del actual Marruecos, tenía una dentadura con una disposición similar a la de algunos tiburones, lo que le permitía cortar a su presa por la mitad y morder grandes bocados de animales de un tamaño mayor al suyo.

“El nuevo mosasaurio se suma a una lista de reptiles marinos en rápido crecimiento conocidos del último Cretácico de Marruecos, que en ese momento estaba sumergido bajo un mar tropical”, explicó el doctor Nick Longrich, profesor titular del Centro Milner para la Evolución de la Universidad de Bath (Reino Unido) y autor principal del artículo. El experto explicó que “hace 66 millones de años, las costas de África eran los mares más peligrosos del mundo” y que “la diversidad de depredadores allí no se parecía a nada visto en otro lugar del planeta”.

Según describió, el animal era ágil y pequeño, de un tamaño similar al de una marsopa, mientras en la costa africana “vivía una gran diversidad de mosasaurios”, entre los que había “depredadores gigantes, que se sumergían en las profundidades como los cachalotes modernos”. También había algunos con “dientes enormes” que alcanzaban los “diez metros de largo”, a los que describió como “depredadores superiores, como las orcas”.

“Otros comían mariscos como las nutrias modernas y luego estaban los extraños y pequeños ‘Xenodens’. Coexistieron con plesiosaurios de cuello largo, tortugas marinas gigantes y peces con dientes de sable. El nuevo mosasaurio agrega otro depredador peligroso a la mezcla”, expresó Longrich.

Esta nueva especie se suma a la lista de reptiles marinos que habitaron los mares en el Cretácico tardío, última época antes de la extinción de los dinosaurios. “Aún estamos aprendiendo cuán diversos eran los mosasaurios y cada vez que pensamos que los hemos resuelto, aparece otro nuevo”, señaló el profesor.

Dientes de tiburón

Respecto a las características de la dentadura del ‘Xenodens’, Longrich rememoró la época en la que trabajó en barcos de pesca en Alaska. “Me recordó a los dientes en las mandíbulas de los tiburones durmientes que a veces capturábamos mientras pescábamos fletán en el barco de mi hermano”, dijo, detallando que vio “lo que podían hacer los tiburones”, que “casi cortaban por la mitad” a sus presas.

Los dientes del nuevo mosasaurio, similares también a los de los tiburones cazón, les permitían cortar peces pequeños por la mitad, desgarrar pedazos de otros de mayor tamaño y hasta escarbar en los restos de grandes reptiles marinos.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital