0
Publicado el 25 Marzo, 2021 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

‘Genes zombis’ cobran vida en el cerebro tras la muerte

Cerebro humano/ Sputnik

(Foto: Sputnik)

Un estudio científico ayudó a detectar que algunas células del cerebro humano pueden llegar a aumentar su actividad de manera sorprendente unas horas después de la muerte.

Los científicos lograron identificar estos cambios post mortem gracias al análisis de la expresión génica de tejidos cerebrales y notaron que la actividad de ciertos tipos de células cerebrales variaba de acuerdo al tiempo.

“Decidimos realizar un experimento de muerte simulada observando la expresión de todos los genes humanos —en intervalos de tiempo de 0 a 24 horas— de un gran bloque de tejidos cerebrales recolectados recientemente, que se dejaron reposar a temperatura ambiente para replicar una autopsia”, explicó el doctor Jeffrey Loeb, director de neurología y rehabilitación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Illinois en Chicago.

Los científicos observaron que las células gliales de estos tejidos, que fueron obtenidos durante cirugías cerebrales de manera voluntaria, se agrandaron después de la muerte aunque no lo consideraron demasiado sorprendente ya que estas son inflamatorias y su misión es limpiar las zonas que sufren lesiones cerebrales por falta de oxígeno o tras un derrame cerebral.

“La mayoría de los estudios asumen que todo en el cerebro se detiene cuando el corazón deja de latir, pero no es así”, señaló Loeb.

Los genes después de la muerte

El experimento dividió a los genes analizados en grupos y así se logró descubrir que alrededor del 80% de genes permanecieron relativamente estables durante 24 horas, entre ellos se encontraban los denominados genes de mantenimiento que ayudan a las funciones cerebrales básicas. Otro grupo de genes que están presentes en las neuronas y están relacionados con las actividades del cerebro como la memoria, el pensamiento, y la actividad compulsiva se degradaron rápidamente en las horas posteriores a la muerte.

El tercer grupo está compuesto por los denominados genes zombis que se caracterizaron por aumentar su actividad tras la muerte, al mismo tiempo que otros genes neuronales disminuían. De esta manera, el patrón de cambios post mortem alcanzó su punto máximo alrededor de 12 horas.

“Los investigadores deben tener en cuenta estos cambios genéticos y celulares, y reducir el intervalo post mortem tanto como sea posible para reducir la magnitud de estos cambios. La buena noticia de nuestros hallazgos es que ahora sabemos qué genes y tipos de células son estables, cuáles se degradan y cuáles aumentan con el tiempo, de modo que los resultados de los estudios cerebrales post mortem pueden entenderse mejor”, concluyó Loeb.

Fuente: sputniknews.com

Científicos detectan ‘genes zombis’ que cobran vida en el cerebro después de la muerte


Redacción Digital

 
Redacción Digital