0
Publicado el 27 Marzo, 2021 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

ERA DEL TAMAÑO DE MARTE

Historia cósmica: antiguo planeta Theia se oculta dentro de la Tierra

En teoría, la joven Tierra recibió un poderoso impacto de un pequeño planeta. Cuando se produjo el impacto, parte del manto de la Tierra y parte de ese planeta fueron arrojados a una órbita cercana a la Tierra, y a partir de ella, este material formó la Luna, mientras que el resto de Theia se hundió en las entrañas de nuestro planeta
Representación artística del impacto gigante que es la hipótesis de cómo se formó la Luna

Representación artística del impacto gigante de Theia con la Tierra, que es la hipótesis de cómo se formó la Luna / Imagen en Wikipedia

Theia, un protoplaneta cuya colisión con la Tierra dio lugar a la formación de la Luna hace 4.500 millones de años, tiene un tamaño comparable al de Marte.
Lo anterior acaba de ser revelado por el investigador astronómico Vladímir Sourdin. Según este investigador del Instituto Astronómico de Sternberg, Theia tenía la mitad del tamaño de nuestro planeta, es decir, un tamaño comparable al de Marte.
“La teoría es que la joven Tierra recibió un poderoso impacto de un pequeño planeta. Cuando se produjo el impacto, parte del manto de la Tierra y parte de ese planeta fueron arrojados a una órbita cercana a la Tierra, y a partir de ella, este material formó la Luna, mientras que el resto de Theia se hundió en las entrañas de la Tierra”, explicó Sourdin en una entrevista con Zvezda.
Según él, los científicos creían que las sustancias de los dos planetas que colisionaron se fundieron, dando lugar a una sustancia común donde es imposible distinguir entre el material terrestre y el que llegó como parte de Theia, pero un nuevo descubrimiento ha obligado a revisar la hipótesis original.

“Los geólogos han sospechado que parte de este pequeño planeta Theia no se mezcló con la materia de la Tierra, sino que permaneció de forma bastante compacta en el límite entre el manto y el núcleo de la Tierra”, señaló Sourdin.

El científico añadió que el manto de Theia se instaló en las entrañas de la Tierra debido a la diferencia de estructuras de densidad. Así, el denso núcleo de la Tierra no ha permitido que los fragmentos de Theia se hundan más abajo, y éstos, a su vez, resultaron ser más densos que las rocas de nuestro planeta y, por lo tanto, se asentaron en el límite entre el manto y el núcleo.

Redacción Digital

 
Redacción Digital