0
Publicado el 27 Mayo, 2021 por Sputnik en Ciencia
 
 

El volcán más grande del planeta Tierra podría entrar en erupción

volcán

Mauna Loa: el volcán más grande del mundo se localiza en Hawaii. Foto: nationalgeographic.com.es

Un nuevo estudio científico reveló que un gran terremoto podría hacer que entre en erupción el volcán hawaiano Mauna Loa, el más grande de nuestro planeta.

“Un terremoto de magnitud seis o mayor aliviaría el estrés impartido por la afluencia de magma a lo largo de una falla subhorizontal bajo el flanco occidental del volcán. Este terremoto podría desencadenar una erupción”, explicó Bhuvan Varugu, autor principal del estudio.

Al analizar los movimientos del suelo a través de datos satelitales y de estaciones GPS registrados por radares interferométricos de apertura sintética —InSAR, por sus siglas en inglés—, los científicos de la Universidad de Miami, en EEUU, lograron recrear precisamente los cambios de los flujos de magma a lo largo del tiempo.

Los autores del estudio descubrieron que entre los años de 2014 y 2020 un total de 0,11 kilómetros cúbicos de nuevo magma “se inmiscuyó por debajo y al sur de la caldera de la cumbre”. Los cambios observados en el cuerpo de magma nunca antes se habían visto, recalcan los científicos.

Los investigadores descubrieron, además, que si bien se registró un movimiento no asociado con un terremoto a lo largo de una falla casi horizontal debajo del flanco oriental, no se detectó ningún movimiento debajo del flanco occidental. Esto, según los investigadores, indica que un terremoto debería ocurrir brevemente bajo este último flanco.

Si la afluencia de magma se mantiene, es probable que el volcán entre en erupción en un futuro próximo. No es, sin embargo, algo que obligatoriamente ocurrirá, explicó Varugu.

“Un terremoto podría cambiar las reglas del juego. Liberaría gases del magma comparables a agitar una botella de refresco, generando presión y flotabilidad adicionales, suficientes para romper la roca sobre el magma”, comparó Falk Amelung, coautor del estudio.

Sin embargo, todavía existen muchas incertidumbres acerca de cómo se desarrollará la situación en el Mauna Loa, dicen los científicos.

“Es un problema fascinante. (…) Continuaremos observando y esto eventualmente conducirá a mejores modelos para pronosticar el sitio de la próxima erupción”, apuntó Amelung.

En 1950, una erupción rápida dio poco tiempo a los residentes de los alrededores del volcán más grande del mundo para evacuar el área. En aquella ocasión, el flujo de lava expelida por el Mauna Loa tardó solo tres horas en llegar a la costa.

(Sputnik)

Una investigación revela los peligros que oculta el volcán más grande de la Tierra


Sputnik

 
Sputnik