0
Publicado el 13 Julio, 2021 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Turismo espacial y el viaje millonario de Richard Branson

Compartir
Richard Branson

Este domingo Richard Branson se convirtió en el primer no-astronauta en realizar un vuelo al espacio. Foto: lajornada.com.mx

El avión espacial VSS Unity llevó al espacio suborbital al magnate y fundador de la compañía Virgin Galactic, Richard Branson. El histórico lanzamiento tuvo lugar en la base espacial de Las Cruces, en Nuevo México.

La nave nodriza VMS Eve llevó el VSS Unity a unos 16 kilómetros sobre el nivel del mar. Luego, el avión se elevó a una altitud de 88,5 kilómetros. Los cuatro tripulantes de la nave disfrutaron de varios minutos de ingravidez, después de lo cual regresaron a la Tierra.

Para esto, el VSS Unity elevó sus alas a semejanza de una pluma de bádminton para reorientarse al descenso y a unos 15.000 metros las volvió a su configuración normal para realizar un deslizamiento dinámico que concluyó con un aterrizaje suave en la pista de Spaceport America.

A Branson le acompañaron en este vuelo los pilotos del VSS Unity Dave Mackay y Michael Masucci, los ingenieros Colin Bennett y Beth Moses, así como la vicepresidenta de Virgin Galactic Sirisha Bandla. Uno de los principales objetivos de la misión era evaluar las experiencias que vivirán los futuros turistas espaciales, incluidas las condiciones de la cabina o la comodidad de los asientos.

un hito histórico

Esta ha sido la vigésima segunda prueba para el VSS Unity y el primer vuelo en llevar a bordo una tripulación completa. En 2018, la compañía de Branson logró un hito histórico luego de que uno de sus aviones consiguiera llegar al espacio.

Uno de los principales objetivos de la misión del fundador de Virgin Galactic, Sir Richard Branson, fue evaluar las experiencias que vivirán los futuros turistas espaciales, incluidas las condiciones de la cabina, la comodidad de los asientos, la sensación de ingravidez y las vistas de la Tierra desde la nave.

Virgin Galactic se propone instalar puertos espaciales a lo largo del mundo, ampliar su flota de aviones suborbitales y operar más de un vuelo diario a la frontera del espacio, dijo el consejero delegado de la empresa, Michael Colglazier, a la revista Forbes.

“Estamos hablando de 400 vuelos al año por cada puerto espacial que operamos”, dijo Colglazier. “Entonces tenemos que construir una flota. La cantidad de naves que necesitemos dependerá de la rapidez con la que podamos rotarlas”, añadió.

Colglazier definió el producto de Virgin Galactic como “un recuerdo para toda la vida” y dijo que la idea es comercializarlo el próximo año ya.

En 2013, la empresa suspendió la oferta de billetes para sus vuelos espaciales, tras haber vendido más de 600, pero planea reanudarla en los próximos meses.

Además, Virgin Galactic tiene la intención de utilizar sus aviones suborbitales para investigación científica. Los experimentos de investigación, según Colglazier, pueden generar unos ingresos de 600.000 dólares por cada vuelo.

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital