0
Publicado el 28 Agosto, 2021 por Sputnik en Ciencia
 
 

Crean e imprimen en 3D tumor cerebral entero y activo

Compartir
Impresora 3D

El equipo investigador considera que el modelo 3D tiene más potencial para ser eficaz en una predicción rápida / Imagen referencial en expreso.ec

Tel Aviv, 27, ago ().- Científicos de la Universidad de Tel Aviv (TAU, por sus siglas en inglés) anunciaron haber logrado simular un tumor cerebral en una bioimpresión en 3D sobre la que se podrán experimentar diversos tratamientos hasta llegar al bueno.

“Es la primera bioimpresión de un tumor entero y activo”, dijo la directora del equipo de investigadores, la doctora Ronit Satchi-Fainaro, del laboratorio de investigación del cáncer y nanomedicina de TAU.

Por eso los investigadores aseguran que es una tecnología revolucionaria, que ayudará en la batalla contra el cáncer al permitir el desarro de curas en un escenario simulado.

El equipo de Satchi-Fainaro anunció haber creado una impresión tridimensional de un glioblastoma, el cáncer cerebral más letal y el que estudian en particular en esta y otras investigaciones, a partir de tejidos humanos que tienen componentes del tumor.

“Este avance permitirá la predicción más rápida de los mejores tratamientos para los pacientes, permitirá también acelerar el desarrollo de nuevas medicaciones y descubrir nuevos objetivos de tratamiento”, decía el comunicado oficial.

¿QUÉ SE LOGRA CON LA SIMULACIÓN EXACTAMENTE?

La doctora explicó que, si toman una muestra del tejido de un paciente junto con su matriz extracelular, pueden hacer una bioimpresión tridimensional de 100 pequeños tumores con esa muestra y experimentar con muchos medicamentos distintos en diferentes combinaciones para descubrir el mejor tratamiento para el tumor específico.

Por eso crearon el modelo tridimensional, para poder desarrollar el tratamiento más adecuado para cada paciente y, en un futuro quizás, también para cada tumor.

¿CÓMO SE CONSTRUYE UN TUMOR ACTIVO?

La imitación del tumor tiene “un complejo sistema de vasos sanguíneos a través de los cuales pueden fluir células sanguíneas y medicamentos, simulando un tumor real”, según el comunicado.

El modelo, construido a partir de muestras tomadas de pacientes del departamento de neurocirugía del hospital Ichilov de Tel Aviv, fue ideado por el equipo de la TAU después de que no lograsen detectar una proteína que ayuda a la expansión de las células cancerígenas en lugar de combatirla usando tan solo platillos de pruebas de laboratorio.

“El motivo es que el cáncer, como todos los tejidos, se comporta de manera muy diferente sobre una superficie plástica que en el cuerpo humano”, dijo Stachi-Fainaro. Porque no se trata solo de las células cancerígenas, explicó la doctora, sino también las del ambiente del cerebro. Las propiedades físicas y mecánicas del cerebro son diferentes a las de otros órganos”.

LA BIOIMPRESIÓN

La bioimpresión fue usada por primera vez por el equipo para una investigación que dio buenos resultados hace cuatro meses: estudiaron la función de la P-selectina en el crecimiento de tumores en ratones. Y los prometedores datos del pasado estudio crearon la expectativa del desarrollo de bloqueadores de la P-selectina que pudieran ayudar a impedir el crecimiento del tumor.

Quien sufre de glioblastoma, considerado uno de los cánceres más agresivos que comienzan en el cerebro, tiene un 40 por ciento de posibilidades de sobrevivir tras un año de padecerlo y un 5 por cien tras cinco años, a pesar de la extracción quirúrgica del tumor, la quimioterapia y la radioterapia.

La investigación se llevó a cabo en ratones y modelos de laboratorio en tres dimensiones con el objetivo de hacer de esta letal enfermedad algo crónico pero administrable.

El producto que bloquea la proteína también detuvo el crecimiento de las células cancerígenas tomadas de pacientes humanos que insertaron en los modelos de cerebros humanos en tres dimensiones en el laboratorio, según explicó Satchi-Fainaro en aquella ocasión.

Compartir

Sputnik

 
Sputnik