0
Publicado el 23 Noviembre, 2021 por Redacción Digital en Ciencia
 
 

Corriente de Magallanes podría estar cinco veces más cerca de la Tierra

Descubierta por los astrónomos en 1972, la Corriente magallánica consiste en un flujo de hidrógeno neutro
Compartir
Corriente de Magallanes

Corriente de Magallanes. Foto: NASA

Un grupo de científicos publicó recientemente en la revista The Astrophysical Journal Letters un estudio en el que concluyen que la inmensa Corriente de Magallanes podría hallarse mucho más cerca de la Vía Láctea de lo que inicialmente se pensaba.

“El origen de la Corriente magallánica ha sido un gran misterio durante los últimos 50 años”, dijo Scott Lucchini, coautor del estudio y físico de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.).

Descubierta por los astrónomos en 1972, la Corriente magallánica consiste en un flujo de hidrógeno neutro que, según la teoría más aceptada, está formado por la interacción gravitacional de la Vía Láctea y las nubes de Magallanes, dos galaxias enanas cercanas a la nuestra.

En una investigación publicada el año pasado por el mismo equipo de científicos, se estimaba que este flujo circulaba alrededor de gran parte de la Vía Láctea y que se hallaba a una distancia de la Tierra de entre 325.000 y 650.000 años luz.

Una corona de gas caliente

No obstante, en su reciente estudio los investigadores realizaron nuevas mediciones para modelar la formación y evolución del fenómeno durante los últimos 3.500 millones de años agregando un factor clave a sus variables: la existencia de una corona de gas caliente que, según el equipo, debería rodear a la corriente.

De esta forma, determinaron que las nubes de Magallanes han estado orbitando entre sí durante apenas 3.000 millones de años y que, además, lo hacían en dirección opuesta a lo que pensaban los astrónomos.

Por lo tanto, cuando la Corriente de Magallanes comenzó a separarse de las dos galaxias enanas, se movió hacia la Vía Láctea en vez de alejarse de esta.

Esto significa que podría hallarse a solo 65.000 años luz de distancia de la Tierra, unas 5 veces más cerca de lo que se había estimado en un principio.

“La distancia revisada cambia nuestra comprensión de la corriente”, señaló Andrew Fox, coautor del estudio y astrónomo del Space Telescope Science Institute. “Significa que nuestras estimaciones de muchas de las propiedades de la corriente, como la masa y la densidad, deberán revisarse”, añadió.

Por ejemplo, los científicos ahora indican que es probable que el gas de la Corriente de Magallanes comience a impactar contra la Vía Láctea antes de lo que se creía. Esto generará choques que harán que el gas se aglomere para formar nuevas estrellas, un fenómeno que, según los cálculos del equipo, comenzará a ocurrir en solo 50 millones de años, un período muy breve en términos cósmicos.

Nueva búsqueda de estrellas

Asimismo, los recientes hallazgos indican que la comunidad científica ha estado buscando en el lugar equivocado las estrellas de la Corriente de Magallanes, unos astros que habrían sido arrancados de sus galaxias progenitoras por el flujo.

“Está cambiando el paradigma de la corriente”, concluyó Lucchini. “Algunos han pensado que las estrellas son demasiado débiles para verlas porque están demasiado lejos. Pero ahora vemos que la corriente está básicamente en la parte exterior del disco de la Vía Láctea”.

Futuras observaciones de esa región cósmica podrían detectar las estrellas, lo que, a su vez, confirmaría los hallazgos del equipo.

(Actualidad RT)

Nuevas mediciones sugieren que la colosal Corriente de Magallanes podría estar 5 veces más cerca de la Tierra de lo que se creía

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital