0
Publicado el 10 Julio, 2017 por Redacción Digital en Cocina
 
 

Bizcochos

Al día siguiente de hacer una panetela sencilla, córtela en tiras, según el tamaño y el grosor que le vaya a dar. Colóquelos en una tartera sin engrasar y tuéstelos en el horno hasta que estén doraditos. Déjelos enfriar antes de guardarlos en una lata o pomo bien cerrados
Bizcochos.

Bizcochos. (Foto: m1.paperblog.com).

A cargo de la REDACCIÓN DIGITAL

Algún tiempo atrás, en esta sección ofrecimos la receta de la panetela sencilla;  ahora la retomamos, porque es la base de los bizcochos.

Ingredientes:

4 huevos

4 cucharadas de harina de trigo

4 cucharadas de maicena

¼ cucharadita de sal

8 cucharadas de azúcar

1 cucharadita de vainilla, y ralladura de limón a gusto

Preparación:

Si tiene horno, enciéndalo a temperatura moderada. Forre con papel el molde que vaya a usar. Si no, lo puede hacer en la olla de presión, también forrando ese recipiente al que le haya agregado unas gotas de aceite, manteca pastelera o mantequilla. En la olla se coloca la masa y se pone la tapa sin el pitón. Siempre a fuego bajo para que no se queme. El olor del dulce le va a indicar que ya está. Bájela, retire la tapa y déjela refrescar.

Preparación:

Separe las yemas de las claras. Cierna la harina, la maicena y la sal. Bata las claras hasta que estén espumosas y un tanto espesas. Añádales poco a poco el azúcar, hasta que parezca merengue, échele una a una las yemas, y por último, la harina con la maicena y la sal. Revuélvalo suavemente, sin revolver y agréguele la vainilla y la ralladura de limón. Si desea echarle un poquito de canela, hágalo, porque le da un punto exquisito a la panetela.

Viértala en el molde hasta que dore, si es en el horno, y durante unos 20 minutos, si la hace en la olla de presión. En este último caso introduzca un cuchillo, y si sale seco ya está.

Al día siguiente proceda a hacer los bizcochos, acompañamiento ideal para el café con leche, el té, el chocolate o el helado.


Redacción Digital

 
Redacción Digital