3
Publicado el 18 Septiembre, 2020 por Rosa M. Cubela en Cocina
 
 

Las mejores salsas para echar a la carne de cerdo (I)

Hay muchas opciones que puedes usar y, aunque el cerdo queda muy bien con frutas y otros sabores dulces, también se pueden usar algunos ingredientes más salados
Todas estas salsas harán más deliciosa la carne de cerdo

Solomillo de cerdo con salsa de queso y cebolla. (Foto: youtube.com)

A cargo de ROSA M. CUBELA

Si tiene posibilidades y decide preparar alguna de estas recetas, alegrará a familiares y amigos; no lo dude. ¡Quedará exquisito!

Salsa de vino blanco

Las carnes blancas como el pollo, el conejo y el cerdo van muy bien con el vino blanco. Coloca un poco de mantequilla en una sartén y cocina el cerdo con fuego muy caliente. Retira y agrega un poco de vino blanco ahí mismo para desglasar y obtener todo el sabor que ha dejado la carne durante la cocción. Espera que la salsa reduzca a la mitad y agrega un poco de crema de leche para finalizar.

Salsa BBQ o barbacoa

Esta es de las más conocidas y usualmente se prepara para usarla sobre costillas de cerdo. Sin embargo, también se puede usar sobre otros cortes de esta misma carne. Se caracteriza por tener un sabor ahumado, dulce y agrio muy interesante. Puedes prepararla con ajo, cebolla, catchup un poco de vinagre y pimentón en polvo para darle el toque perfecto. Coloca sal y azúcar para mejorar el sabor.

Salsa de miel y mostaza

Esta es fácil de preparar y completamente multifunción. Le queda perfecta al cerdo porque tiene un toque agrio de la mostaza y otro dulce de la miel, pero puede ser difícil de balancear. Hazla a base de mayonesa, o con un poco de crema de leche y vino blanco si preparas la carne en una sartén. Añade la mezcla de mostaza y miel y coloca el preparado por encima antes de ponerla al horno.

Salsa de queso y cebollas

La salsa de queso queda deliciosa con todo y puedes usar el tipo de queso que más te guste. Con el cerdo también va excelente, así lo sirvas recién salido del horno o tomes las porciones que te queden para unos emparedados. Solo tienes que hacer una base de salsa blanca creando una roux o bechamel (mantequilla derretida y harina en una olla para hacer una pasta), agregar leche y el queso que quieras. Finaliza con cebollas caramelizadas para darle un toque dulce.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela