0
Publicado el 8 Enero, 2015 por Redacción Digital en Consejos
 
 

Un poco para todos

Anatomia del sistema auditivo

Anatomia del sistema auditivo

¿Qué es el cerumen de los oídos?

La cerilla de los oídos se fabrica en el conducto auditivo externo. No puedes ver esta parte de tu oído –entre la zona carnosa de la oreja en el exterior de la cabeza (la parte que puedes ver) y el oído medio. La piel del canal auditivo externo tiene unas glándulas especiales que producen la cera. El nombre técnico de esta materia es cerumen.

Después de producirse la cerilla, ésta llega lentamente a través del canal auditivo externo hasta la apertura del oído. Luego se cae o sale cuando te lavas. En la mayoría de las personas, el canal auditivo externo produce cera todo el tiempo, de manera que el canal siempre acumula suficiente.

Pero ¿por qué necesitamos la cera?

El serumen contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo

El serumen contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo

Tiene dos funciones importantes. En primer lugar, contiene sustancias químicas especiales que combaten las infecciones que podrían dañar la piel del interior del canal auditivo. En segundo lugar, actúa como un escudo entre el mundo exterior y el tímpano. Cuando el polvo, la suciedad y otras cosas te penetran en el oído, insectos inclusive, la cera los atrapa, para que no puedan avanzar más.

Si quieres deshacerte de ella, presta mucha atención a lo que debes hacer: ¡nada! La mayoría de los niños no necesitan hacer nada especial para eliminarla. Si te lavas el pelo regularmente, esto basta para mantener limpios tus oídos. No uses palillos de algodón, tu dedo o cualquier otra cosa. Tu canal auditivo y el tímpano son muy delicados, y puedes dañarlos o hacerlos sangrar intentando quitártela de esa manera. Hurgarte en el oído también puede empujar y acumular la cera más adentro, dando lugar a dolorosas infecciones.

Algunos niños fabrican cera extra en uno o los dos canales auditivos. Si este parece ser tu caso, díselo a un facultativo. A menudo, los médicos pueden prescribir medicamentos especiales que se colocan en el oído para eliminar la cera extra.

COMO HACER…

Baños de avena para durezas y callosidades en los pies

Uno de los problemas más comunes de nuestros pies son las durezas y las callosidades producidas por el calzado. Para ellas:

Ingredientes:

– 2 tazas de copos de avena

– 1 taza de bicarbonato

– 4 litros de agua

Preparación:

Se ponen en una cazuela el agua y la avena, todo en frío.

Se dejan hervir unos cinco minutos.

Se deja que enfríe hasta que se pueda realizar el baño, y se añade el bicarbonato, removiendo bien.

Hay que mantener los pies sumergidos una media hora.

Gel de baño de eucalipto

Ingredientes:

– 1 taza de hojas de eucalipto

– 6 cucharadas de jabón duro rallado

– 1 ½ litros de agua destilada

Preparación:

Se colocan en un cazo las hojas de eucalipto, se vierte el agua encima, y se pone a hervir a fuego lento durante 15 minutos.

Se retira el recipiente del fuego y dos horas más tarde se cuela su contenido.

Se hierve de nuevo la infusión y se añade el jabón, removiendo hasta que quede bien disuelto.

Una vez fría la mezcla, se envasa, se etiqueta y se guarda en la nevera.

Este gel, además de poseer un agradable aroma, alivia el cansancio de los músculos y los síntomas de fatiga.

EJERCICIOS PARA EL CUIDADO DE LOS PIES

Conservar los pies libres de callosidades, de durezas y deformidades producidas por calzados inadecuados es mucho más que una cuestión de estética: el estado general de estos afecta nuestra salud.

No en balde, sobre los pies descansa el peso de todo el cuerpo, y son un factor esencial del equilibrio. La salud de estos es muy fácil de mantener si se realizan con regularidad algunos de estos sencillos ejercicios:

  • Andar descalzo cada día, al menos durante 10 o 15 minutos.
  • Flexionar y girar los tobillos.
  • Flexionar y girar cada uno de los dedos del pie con la mano.
  • De pie, con los pies juntos, elevarse lentamente hasta quedar apoyado en las puntas de los dedos. Luego, bajar poco a poco hasta que los dos talones se apoyen en el suelo.
  • Recoger canicas con los dedos de los pies.
  • Caminar sobre los talones.
  • Caminar primero sobre los costados internos de los pies, y luego sobre los externos.

Cada uno de los ejercicios indicados debe repetirse al menos 10 veces. Su realización estimula la circulación sanguínea y contribuye a eliminar toxinas.

RÍASE

Un cazador viaja a África y lleva su perrito Foxterrier para no sentirse solo. Un día el animalito, persiguiendo mariposas, se aleja y se pierde y comienza a vagar por la selva. De pronto ve a lo lejos una pantera que viene a toda carrera, para devorarlo. Entonces piensa rápidamente qué puede hacer. Ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos. Cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice: “¡Qué rica estaba la pantera que me acabo de comer!”.

La pantera lo escucha, frena en seco, gira y huye despavorida pensando: “El perro hijo de la gran madre, casi me come a mí también”.

Un mono que estaba trepado en un árbol cercano, y que había visto y oído toda la escena, sale corriendo detrás de la pantera para contarle cómo la habían engañado… Pero el perrito alcanza a oír al alcahuete del mono…

Cuando le contó a la pantera lo que había ocurrido, esta, muy enojada, le dice al mono: “Súbete a mi espalda y busquemos al perro enano ese a ver quién se come a quién!”.

Salen a toda velocidad a buscar al Foxterrier. El perrito ve a lo lejos que vuelve la pantera, ahora con el mono encima…”¿Y ahora qué hago?”, se pregunta, pero en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto, y cuando la pantera está a punto de atacarlo, el perrito dice: “Pero ¡qué mono tan fresco! ¡Hace media hora que lo mandé a traerme otra pantera y todavía no ha aparecido!”.

Moraleja: En los momentos de crisis, la imaginación puede ser más importante que el conocimiento.


Redacción Digital

 
Redacción Digital