0
Publicado el 27 Mayo, 2016 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Fortalece tu cerebro

Un cerebro en forma.

Estar activos, generando ideas y realizando ejercicio intelectual es otra de las maneras de mantener el cerebro en forma.

A cargo de ROSA M. CUBELA

Quienes deseen mantener su buena memoria durante la etapa adulta deberán ejercitar su cerebro, aseguran los especialistas en salud. La buena noticia es que entrenar tu atención, tu memoria, tu velocidad de razonamiento o tu capacidad para resolver problemas resulta cada vez más sencillo. Existen algunas actividades que podemos incorporar a la vida diaria y nos permiten concentrarnos adecuadamente, sea cual sea nuestra tarea o trabajo.

Vivir por más años es un deseo de muchos, pero también lo es disfrutar de una buena calidad de vida durante la etapa adulta. En este punto juega un rol determinante la memoria. Algunas personas alcanzan la vejez con gran lucidez cognitiva, en cambio otras se ven afectadas por diversos problemas.

La buena noticia para este último grupo de individuos es que existe una serie de estrategias que permiten no solo enlentecer el deterioro mental, sino también mejorar la retentiva. Son muchas las investigaciones que han comprobado que actividades como crucigramas, rompecabezas, sudokus, entre muchas otras, son ejercicios ideales para el cerebro.

Además existen cuatro actividades o consejos científicamente probados, que fortalecerán tu cerebro y te estimularán.

1- Haz ejercicios cardiovasculares

Esto es bueno para el cerebro porque ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a este órgano, aportando de esta forma todos los nutrientes y el oxígeno que necesita para un óptimo funcionamiento y salud general. Puedes optar por realizar cualquier ejercicio cardiovascular, pero los expertos recomiendan caminar, correr o andar en bicicleta. ¿Sabes por qué? Porque estas formas de ejercicio te permiten darle una tarea a tu cerebro, como decidir qué dirección debes tomar o cuál es el siguiente paso a seguir, esto ayuda a crear nuevas conexiones en tu cerebro, aumentando su poder.

2- Aprende algo nuevo

Tu cerebro necesita ser usado para que mantenga su agudeza o “profundidad”. Pasar un par de horas a la semana aprendiendo algo nuevo es favorable porque estás ejercitando tu cerebro. Lo más bello de este enfoque, es que también mantiene a tu mente reflexiva, lo que también es altamente beneficioso.

3- Despeja tu mente

El estrés definitivamente puede pasarle factura a tu cerebro, disminuyendo su capacidad de aprender cosa nuevas, retener y recordar detalles, y producir algo creativo. Por esta razón una de las actividades que pueden hacer que tu cabeza se fortalezca es despejar tu mente.

La meditación es una actividad beneficiosa para un órgano que funciona todo el tiempo, especialmente durante las horas en que estas despierto. Esto es algo que puedes hacer por unos pocos minutos, incluso estando en la oficina. Hacer yoga, escuchar música clásica, escribir tus pensamientos, componer un poema y oler un aceite esencial ayuda a despejar tu mente.

4- Nutre tu cerebro

También es muy importante suministrarle los nutrientes que él requiere. Un par de cosas que necesita: ácidos grasos omega 3 y flavonoides, los cuales son básicamente pigmentos de plantas con poderosas propiedades antioxidantes. Estos nutrientes optimizan el funcionamiento y la salud del cerebro.

No es necesario suministrarlos a través de pastillas. Puedes obtener ácidos grasos omega 3 de alimentos tales huevos y pescados grasos como las sardinas y el jurel. Tratándose de flavonoides, algunas de las mejores fuentes incluyen café, manzanas, naranjas, cebollas, tomates, chocolate negro, el ají picante y la lechuga.

Llenado de crucigramas.

Llenar los crucigramas es un ejercicio mental muy completo que nos ayuda a mantener nuestra mente entrenada.

Crucigramas, una buena forma de tener una mente en perfectas condiciones

Muchos de nosotros solemos ser asiduos a la sección de pasatiempos de revistas y diarios porque nos entretienen, pero a pesar de ser una buena forma de matar el rato es un ejercicio mental muy completo que nos ayuda a mantener nuestra mente entrenada, y esto ayuda a conservar activas las uniones neuronales reforzándolas y manteniéndolas jóvenes por más tiempo. Si las neuronas no se estimulan acaban muriendo y nunca las volvemos a recuperar.

Realizar habitualmente sesiones de crucigramas, sudokus, observación, completar series numéricas, sopas de letras… mantienen nuestra mente activa y hacen que aumentemos nuestras facultades de razonamiento, la memoria general y la velocidad en nuestros procesos mentales.

El entrenamiento de la mente es también una aliado para prevenir enfermedades como el Alzheimer o la demencia que aparecen con el paso del tiempo. La estimulación con este tipo de actividades hace que nuestra mente se mantenga joven, además de ayudarnos a mejorar la capacidad mental y conseguir que seamos más ágiles a la hora de llevar a cabo razonamientos y problemas lógicos de la vida cotidiana.

Los reflejos y la memoria también se verán beneficiados con el entrenamiento de la mente, y es que nuestra capacidad de recuerdo se verá aumentada y cada vez nos será más sencillo memorizar nombres, fechas, datos… De hecho algunos ejercicios de la memoria consisten en eso, en el recuerdo de series numéricas u objetos para conseguir agilizar nuestros procesos mentales.

En un acto organizado en el marco del Festival de la Ciencia de Gran Bretaña, que se celebró en la capital irlandesa, el profesor Ian Robertson, del Trinity College de Dublín, aseguró que los crucigramas y otros ejercicios de estimulación mental, mejoran la memoria y pueden ayudar a mantener el discernimiento hasta 15 años más joven en las personas que han superado los 60.

“El cerebro es un órgano plástico, al que se da forma según lo que hagamos. Las personas vivimos hoy más años, pero la mayor amenaza para la población que envejece es que las funciones cerebrales se vean cada vez más afectas”, explica Robertson.

En un estudio realizado en Irlanda, personas de más de 60 años participaron en un programa de cuatro meses de ejercicios aeróbicos, que ayudaron a los pulmones a respirar más profundamente y al corazón a latir con más fuerza. Los beneficios de esos ejercicios se hicieron sentir de modo especial en los lóbulos frontales del cerebro, que son los que participan en la toma de decisiones, la atención y la memoria. Ese tipo de ejercicios físicos genera una sustancia química que estimula el crecimiento de nuevas conexiones cerebrales, incrementando el nivel de serotonina, que controla el estado de ánimo.

“Para las personas de más de 50 años, el ejercicio es una especie de droga milagrosa que fomenta la actividad cerebral, refuerza la memoria y aplaza la pérdida de agilidad mental”, dijo el científico irlandés.

A partir de ahora debemos ver el ejercicio no solo como una forma de mantener nuestro cuerpo en forma sino también nuestra mente y sin duda alguna tenemos que detenernos más en la sección de pasatiempos y no verla como algo para gente aburrida, pues es importante que además de trabajar el cuerpo ayudemos a nuestra mente a estar en plena forma y rendir al máximo.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela