4
Publicado el 3 Junio, 2016 por ACN en Consejos
 
 

Siempre positivos

Aunque no tengas ganas, esfuérzate por sonreír. Es un gesto aparentemente insignificante, pero que te colmará de bienestar, y constituye una de las claves más usadas para desarrollar el pensamiento positivo
Persona feliz, optimista.

Persona feliz, optimista. (Foto: mifelicidad.info).

Por MARÍA ELENA BALÁN SAINZ/ACN

En estos tiempos cuando existen tantas desigualdades sociales a nivel mundial y muchas personas basan su comportamiento en la búsqueda de lo superfluo, de la banalidad en sus caprichos, bien vale recordar que existen pequeños detalles que complementan la vida.

Debemos ser conscientes de lo bueno que tenemos a nuestro alrededor, ya sea un trabajo adecuado, familiares y amistades que nos muestran su cariño, o la percepción necesaria para encontrar lo hermoso en una puesta de sol, en la contemplación de un paisaje, en el intercambio diáfano con otras personas.

Seguramente que entonces seremos capaces de emitir sentimientos y pensamientos positivos con mayor facilidad.

Es esencial para la salud tanto física como mental sentirse bien, feliz con uno mismo, con lo que se tiene y con quienes en la convivencia del día a día colman de cariño y amor nuestras vidas.

Aunque no tengas ganas, esfuérzate por sonreír siempre que puedas. Es un gesto aparentemente insignificante, pero que te colmará de bienestar, y constituye una de las claves más usadas para desarrollar el pensamiento positivo.

Ha quedado demostrado por estudios científicos cómo las personas que nos rodean tienen más importancia de lo que parece, por eso resulta conveniente rodearse de seres felices.

Ese sentimiento tiene relación con factores como la calidad de vida, la satisfacción en el trabajo, las buenas relaciones sociales y familiares, de acuerdo con la citada investigación desarrollada por las universidades de California y San Diego.

De ahí que se sugiera vivir sin miedo, lo peor que pueda pasar nunca es tan malo como piensas, siempre lo puedes gestionar y te servirá de aprendizaje. Además se trata de vivir el día a día, no de lo perturbador que pueda pasar y aún no ha sucedido.

El miedo es un sentimiento negativo que aunque sirve de defensa, hay individuos que les dan más poder del que realmente merece. De hecho, ¿cuantas experiencias negativas luego, con la perspectiva del tiempo, han quedado en nada?

Inexorablemente, poco a poco van quedando fuera de nuestras vidas personas que se van, sentimientos que mueren, objetos que pierden valor y ante eso lo mejor es aceptar la marcha o pérdida, aunque sean dolorosas, porque acatando las cosas tal y como vienen, podrás abrir un espacio a lo nuevo.

Estudiosos del tema señalan que dentro de los pequeños detalles que favorecen para sentirse bien está el cuidado del físico, del entorno y del espíritu.

Por eso resulta igualmente importante velar por la imagen que proyectamos ante los demás.

Siempre debemos hacer un esfuerzo por pensar de manera positiva, para ver el lado bueno de las cosas e incluso, los acontecimientos que no nos agradan, en ocasiones nos sirven de aprendizaje.


ACN

 
ACN