0
Publicado el 12 Septiembre, 2016 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Para conocer los trucos del chef

Todos los apasionados por la cocina tienen una buena cantidad de truquitos, secretos que hacen que un plato sencillo se convierta en algo memorable
Berenjena lista para espolvorearle la sal.

Berenjena lista para espolvorearle la sal. (Foto: wikihow.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Está claro que un chef profesional guarda más sorpresas que ostras hay en el mar.

Aquí les mostramos algunos.

-Si quieres que el arroz quede blanco como la nieve agrégale un chorrito de vinagre durante su preparación.

-Para darle ese gustito picante del ajo a todo el plato pásale un diente de ajo al plato y luego ponlo en la ensalada o en el acompañamiento.

-Es una excelente idea usar un poco de cerveza pura o con unas gotas de salsa de soya, sal y pimienta al gusto para crear un marinado indescifrable pero delicioso. La cerveza también es una buena compañera para las verduras al vapor ya que les dará un gusto especial y un olor similar al de las papas hervidas.

-Solo debes salar el hígado poco antes de acabar su cocción, de lo contrario se endurecerá.

-Para que no se queme la parte de arriba de los pasteles cúbrela con un papel húmedo.

-Si le pones un cubito de hielo al caldo y lo haces hervir este último quedará más transparente.

-Para cortar un huevo sin que se deshaga hiérvelo bien y moja ambas caras del cuchillo con agua fría. La yema no se desmoronará.

-Para que las judías no se oscurezcan al hervirlas basta con hacerlas sin tapar la olla.

-La carne molida tendrá más aroma y será más sabrosa si le pones una parte de cebolla cruda, otra de cebolla un poco dorada y una papa finamente cortada.

-Usa el jugo de limón en platos para reemplazar parte de la sal que usarías. Es muy útil para regularizar la tensión arterial. Así no salarás demasiado tu comida y el suave sabor ácido le proporcionará un refinado aroma.

-La berenjena no se pondrá amarga si antes de prepararla la cortas en pedacitos, le espolvoreas algo de sal y dejas que le salga un poco de humedad. Después lava los trocitos en agua fría.

-Es fácil quitarle la cáscara a las almendras si primero las hierves durante cinco minutos para luego sumergirlas en agua fría.

-Si quieres usar salsa agria para hacer crema agrégale una clara de huevo antes de batirla, así será más fácil.

-Si le agregas una pizca de sal al café molido este tendrá un sabor mucho más intenso. (No mucha sal ¿eh?).

-Si se te ha ido la mano al hervir la carne córtala en rodajas delgadas y colócala en el plato, luego agrégale trocitos de cebolla, tomates, gotitas de aceite vegetal, zumo de limón y vinagre. La carne volverá a estar jugosa después de eso.

-No te apresures para servir una carne que acaba de estar lista. Déjala reposar un poco para que su sabor sea más perceptible.

-Para que el perejil conserve su aspecto fresco solo debe mantenerlo en agua fría, siempre con los tallos hacia arriba y en el refrigerador hasta el momento de usarlo.

-Para guardar yemas sobrantes, colócalas en un recipiente, cúbrelas con agua y guardarlas en el refrigerador.

-Antes de retirar una sopa del fogón agrégale un poco de zumo fresco de col, zanahoria o tomate. Eso le dará fuerza al sabor y hará que tu comida sea más rica en vitaminas.

-Aunque no lo creas la vainilla es una especia magnífica para darle un toquecito interesante a tus ensaladas de verduras.

-Para cocinar una col sin que despida mal olor, se pone a cocinar con un pan duro; cuando el pan se empieza a deshacer se saca y deja la col sola hasta que quede sancochada.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela