1
Publicado el 3 octubre, 2016 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Para prevenir las várices

El sobrepeso es una de las fuentes para que surjan várices. Si tenemos una alimentación sana, ayudamos a nuestro cuerpo a eliminar toxinas más fácilmente y mantenemos un peso adecuado. La mejor dieta para prevenirlas y mejorarlas es baja en grasa y rica en fibra
La várices.

(Foto: i-varices.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

Las várices son venas inflamadas, muy comunes en las piernas y a veces provocan dolor. Pueden ser superficiales o profundas y las primeras son visibles y se inflaman. Las profundas pueden ser el resultado de coágulos o inflamación.

Causas

Puede haber varios orígenes, pero se cree que la mayoría de las personas que sufren de várices tienen válvulas defectivas en las venas de las piernas. Esto se produce por tener mucha presión en ellas, lo que hace que las venas se hinchen, por tanto las válvulas no funcionan bien y la sangre no puede fluir y al acumularse causa hinchazón.

Se cree que algunas condiciones pueden aumentar la posibilidad de desarrollar venas varicosas, tales como:

  • Constipación
  • Embarazo
  • Sobrepeso
  • Mantenerse parado por largo tiempo

¿Qué hacer?

Existen varios tratamientos para curar o mejorar las venas varicosas. Es importante consultar siempre al médico. Nuestro sistema de salud cuenta con especialistas en la materia que darán el diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado. Sobre todo si las venas están rojizas o acompañadas de mucho dolor. Hay una gran variedad de medicamentos y procedimientos para mejorar notablemente la situación.

También hay tratamientos alternativos que sí vamos a sugerir:

Masaje: Los masajes profesionales ayudan a mejorar la circulación y eliminar toxinas. Pueden ayudar en ocasiones a eliminar las várices.

Aromaterapia: Varios aceites esenciales tales como el romero ayudan a activar la circulación. Unas gotas de aceite de romero mezclado con un aceite para masaje y aplicado suavemente ayudan a prevenir y mejorarlas.

Estilo de vida

El sobrepeso es una de las fuentes para que surjan várices. Si tenemos una alimentación sana, ayudamos a nuestro cuerpo a eliminar toxinas más fácilmente y mantenemos un peso adecuado. La mejor dieta para prevenirlas y mejorarlas es baja en grasa y rica en fibra.

Tomar mucha agua es muy importante, porque de esa forma se eliminan las toxinas y la constipación. La sal produce retención de líquidos por lo que se recomienda consumirla en dosis pequeñas.

El yoga y otros tipos de ejercicio que requieren estirar los músculos ayudan a mantener las piernas en forma, porque activan la circulación.

Estar parado por largo tiempo puede producirlas. Si tu trabajo te obliga a mantenerte de pie, trata de tener las piernas activas. Esto es difícil en algunos casos, pero es mejor estar en movimiento que estar de pie estático. El uso de zapatos cómodos (de tacón bajo o medio) resulta importante.

Los baños con temperaturas alternadas, es decir, empezar con agua tibia y luego ponerse agua fría (siempre al final se debe usar agua tibia) ayudan a activar la circulación.

Cómo prevenirlas

Dieta balanceada.

Ejercicio.

Tomar abundante agua.

Durante el embarazo es preferible dormir de lado para evitar la presión en la pelvis.

Compartir en…Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela