1
Publicado el 24 Abril, 2017 por Rosa M. Cubela en Consejos
 
 

Para conocer bebidas que optimizan la función hepática

ugo de agua de coco, remolacha y zanahoria.

Jugo de agua de coco, remolacha y zanahoria. (Foto: tipsaludable.com).

A cargo de ROSA M. CUBELA

 Para facilitar la función hepática y la depuración de toxinas, es conveniente que incluyamos bebidas naturales en nuestro día a día, como apoyo a una dieta sana y equilibrada.

La función hepática se puede ver afectada por múltiples problemas que, generalmente, están determinados por hábitos de vida poco saludables.

Una dieta inadecuada, con un alto contenido en grasas y poco natural, conlleva, sin duda alguna, a que nuestro hígado se resienta. Además, el alcohol e incluso el que tengamos que tomar muchos medicamentos, afecta directamente a la función hepática.

Los nutricionistas recomiendan consumir desde granos naturales hasta verduras frescas, frutas, fibra, proteínas e incluso incluir un adecuado aporte de grasas beneficiosas.

Hemos de recordar que el hígado trabaja de forma constante filtrando todo lo que le llega al organismo. Excreta hormonas y permite mantener un cuerpo saludable.

Una forma ideal de cuidarlo es a través del consumo de jugos vegetales. Gracias a ellos se pueden eliminar los restos de los alimentos procesados que quedan en el hígado y llegar a la cama mucho más descansados, instante en que este órgano se encargará de seguir depurando nuestro organismo.

Aquí le mostramos algunas bebidas naturales que puede incluir en su dieta para mejorar su función hepática. Deliciosas y depurativas. Elija aquellas que mejor le sientan y se ajusten a los ingredientes que tenga en casa.

Jugo de remolacha

Ingredientes

1 remolacha cocinada

2 zanahorias

1 limón

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Lavar bien todos los ingredientes. Es importante cortar en trocitos tanto la remolacha como las zanahorias para facilitar el licuado.

Obtenga el jugo de limón y llévelo a la batidora para que se mezcle bien con el resto de alimentos y el vaso de agua.

Una vez listo, no dude en beberlo de dos a tres veces por semana, en las primeras horas del día.

Jugo de ciruela y naranja

Ingredientes

1 naranja

3 ciruelas

1 vaso de agua (200 ml)

1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

Obtenga el jugo de la naranja, después pele las ciruelas y córtelas en trocitos. Llévelo todo a la batidora junto con el vaso de agua y consiga un jugo bien homogéneo. Si desea endulzarlo no dude en incluir una cucharada de miel.

Jugo de pepino, col y limón

Ingredientes

½ pepino

1 taza de col rizada (100 g)

Jugo de 1 limón

1 taza de acelgas (100 g)

2 cucharadas de ralladura de limón (20 g)

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Exprima el limón. Después, con ayuda del rallador, retire unos 20 gramos de la cáscara y reserve. Los incluirá posteriormente en la bebida para potenciar sus propiedades curativas.

En la batidora, eche la taza de col rizada, la de acelgas, el medio pepino, el vaso de agua y el jugo de limón. Consiga una bebida bien homogénea y, después, añada la ralladura de limón. Beba 10 minutos antes de su comida principal del día.

Jugo de manzana, remolacha, apio y jengibre

Ingredientes

1 manzana

1 remolacha pequeña cocinada

1 rama de apio

½ pepino

1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Lave bien todos los ingredientes y córtelos en trocitos para facilitar el licuado. No hace falta que retire la cáscara de la manzana. Eche todos los ingredientes en la batidora, sin olvidar la cucharadita de jengibre rallado, y consiga una bebida uniforme. Para facilitar su consumo mézclela con un vaso de agua.

Jugo natural de agua de coco, remolacha y zanahorias

Esta bebida natural es muy recomendable para cuidar de el hígado y para potenciar sus funciones. Gracias al agua de coco, rica en enzimas, vitaminas y minerales, vamos a favorecer una adecuada desintoxicación.

Ingredientes

1 vaso de agua de coco (200 ml)

1 remolacha cocinada

2 zanahorias

Preparación

Lave bien las zanahorias y la remolacha. Córtelas en trocitos y échelas en la batidora. Una vez conseguido el licuado, añada ese vaso de agua de coco. El resultado es sensacional y delicioso. No dude en beberlo por las mañanas.


Rosa M. Cubela

 
Rosa M. Cubela